Periodista del Washington Post suspendida por un tuit sobre acusación de violación contra Kobe Bryant

Figura de los Lakers fue denunciado en el 2003 

Imagen

Una periodista estadounidense del Washington Post, llamada Felicia Sonmez, ha sido suspendida de su puesto después de que tuiteara un link con una antigua noticia sobre una acusación de violación contra la leyenda del baloncesto Kobe Bryant. 

La reportera lanzó su tuit poco después de que se conociera el fallecimiento del mítico exjugador de Los Lakers en un accidente de helicóptero junto a su hija de 13 años, y otras siete personas, en California.

Felicia Sonmez cubre información de política nacional para el periódico norteamericano. Horas después de la muerte del deportista, difundió una noticia de 2016 de la publicación The Daily Beast con este titular: "El perturbador caso de violación de Kobe Bryant: la evidencia del ADN, la historia de la acusadora y la media confesión". 

El tuit de la reportera desató la ira en las redes sociales por usuarios que la tachaban de "insensible" y criticaban su "poca vergüenza".

La reacción convirtió en trending topic el hasthtag #FireFeliciaSonmez (echar a Felicia Sonmez). Las críticas, y también insultos, llevaron a la periodista a borrar sus tuits. Antes, aseguró que había recibido amenazas de muerte. "Puedes borrar tus tuits. ¿Qué tal una disculpa?", le decían algunos usuarios.

Tracy Grant, editor jefe de The Washington Post, le ha dicho al británico Daily Mail que "la reportera ha sido desplazada a un puesto administrativo mientras el periódico decide si los tuits sobre la muerte de Kobe Bryant ha violado la política del periódico".

Imagen

La denuncia por abuso sexual 

En junio del año 2003, Kobe Bryant, leyenda de la NBA, estuvo involucrado en un delito de agresión sexual contra Katelyn Faber una joven de 19 años empleada del hotel Lodge & Spa de la ciudad de Eagle, Colorado, en el que el jugador se encontraba hospedado mientras se recuperaba de una operación en su rodilla. 

Según constaba la declaración de ambos, el deportista pidió a la joven que le enseñara las instalaciones del hotel, la invitó a su habitación y se besaron. Todo consensuado. Las versiones difieren en lo que pasó después. Según la joven, Bryant la tomó del cuello y abusó sexualmente de ella.

En cambio, la declaración de Bryant había sido muy diferente. El jugador aseguró que no habían mantenido relaciones sexuales, hasta que los policías le dijeron que se habían extraído restos de ADN suyos del interior de la joven, quien además presentaba heridas compatibles con un abuso sexual.

Resultado de imagen para kobe bryant acusacion violacion

Aunque Bryant estaba imputado por violación, una semana antes de sentarse en el banquillo de los acusados, la víctima confirmó que no iba a testificar y solicitó una disculpa de Bryant ante la corte para retirar los cargos penales. Además, llegó a un acuerdo con los abogados del jugador para no utilizar su disculpa en el juicio civil.

La fiscalía decidió retirar los cargos contra él el 1 de septiembre de 2004, tras catorce meses de procedimiento judicial. En marzo de 2005, un par de meses después de que se cancelase el juicio, Bryant y la víctima llegaron a un acuerdo confidencial, con una compensación económica por dos millones y medio de dólares y la estrella de la NBA además accedió a pedir perdón a la supuesta víctima por el incidente, a quien incluyó públicamente su mea culpa y aseguró que él realmente creía que el encuentro entre ambos fue consensuado.

A pesar de la resolución, en julio de 2005 Kobe reapareció en la NBA tras su lesión, pero marcas como McDonald's, Nutella y Ferrero S.p.A cancelaron sus contratos con el deportista debido a lo sucedido. Un diamante de cuatro millones de dólares fue la única forma de que su mujer, Vanessa, le perdonara la escandalosa infidelidad. La buena imágen de "black mamba" se había terminado de todos modos.

Uno de los motivos del cambio de número en su camiseta fue por este escándalo. Bryant jugó su primera década con el 8 a la espalda, pero en la temporada 2006/2007 lo cambió por el 24, en una especie de lavado de imagen con el que intentaba dejar atrás su peor pesadilla, la de ser acusado por un delito demasiado grave.

Fuente: www.niusdiario.es