Hummer busca transformarse a modelos eléctricos

Imagen

De acuerdo con informes del Wall Steet Journal, la clásica camioneta Hummer volverá bajo el alero de General Motors (GM) convertida en una camioneta totalmente eléctrica. Esta sería comercializada bajo la marca de lujo GMC.

A fines del siglo pasado, el plan original de GM fue hacer un solo modelo de Hummer comercializado por GMC, pero finalmente los ejecutivos se decantaron hacer de Hummer una marca independiente. Eso dio vida a las variaciones del modelo H, que llegaría a tener cuatro variaciones. Ahora, Hummer vivirá bajo la gestión de la marca con sede en Detroit, Michigan.

La pick-up, que llegaría en 2022, representa un cambio en el modelo de negocios, donde la nueva apuesta sería la sustentabilidad ambiental. Hummer fue eliminada en 2010, después de los efectos de la crisis Subprime y un bullado rescate económico. Ahora apuestan a renovarse con una imagen eco-amistosa, distanciándose de los estereotipos que fue ganando durante los últimos años.

General Motos espera poder sacar unos 20 nuevos modelos eléctricos a nivel mundial para 2023. Diversos medios especializados aseguran que el gigante norteamericano estaría dispuesto a asumir riesgos, entre los cuales destaca el intento por revivir a Hummer como un intento por hacerla competir frente a la Cybertruck de Tesla o al nuevo fabricante Rivian.

Hummer y las inversiones de General Motors en el mercado eléctrico

Pick-up eléctrica Hummer / Disponible en 2022

Según trascendidos, General Motors habría intentado desarrollar una camioneta eléctrica en conjunto con Rivian. Esto no llegó a puerto, ya que GM pidió derechos exclusivos para la tecnología que viniera de Rivian, empresa que a la postre se asoció con Ford sin firmar un contrato de exclusividad.

Cabe destacar que los vehículos Hummer son conocidos por el consumo elevado, hecho que coyunturalmente se alineó con la peor crisis económica desde 1929. Esta fue una de las principales causas del cierre de la marca.

La camioneta eléctrica podría suponer una total reivindicación, donde se tomarían en cuenta las peticiones de los clientes por priorizar la utilidad en desmedro de la estética. La versión eléctrica llega en el momento perfecto para limpiar la imagen de la marca, como también de acaparar un espacio en un mercado que constantemente está en crecimiento y que tiene proyecciones muy esperanzadoras.

Fuente: Diario La Tercera Chile