Nuevo caso de racismo indigna en España

Imagen

"Basta ya de racismo", así titula el diario Marca su portada de este domingo. Iñaki Williams, delantero del Athletic Bilbao, ha sido uno de los protagonistas de un día bochornoso para el fútbol español protagonizado por las peleas entre barras y el ataque racista al jugador en el campo del Espanyol.

Williams, declaró haber sido víctima de gritos racistas este sábado en el campo del Espanyol de Barcelona (1-1), en la 21ª jornada de Liga.

"Me voy un poco triste, por el empate pero sobre todo porque he sufrido insultos racistas. Es algo que ningún jugador de raza negra o de cualquier raza quiere escuchar. Es algo totalmente fuera de lugar", declaró Iñaki Williams (25 años) a la cadena del club tras el partido.

"La gente tiene que venir al estadio a disfrutar, a animar a su equipo, a disfrutar del fútbol. Es un deporte de amistad, de equipo", añadió el delantero.

Según las imágenes suministradas por la cadena Movistar La Liga, que retransmitía el partido, Williams fue despedido con imitación de gritos de mono por unos espectadores cuando dejaba el terreno, cerca del banderín de córner, al ser sustituido en el minuto 70.

Williams, según las imágenes, les habría respondido con la frase "hijos de p...", antes de dirigirse al banquillo.

"La verdad es que ha sido un día un poco triste por lo que te digo, porque no tienen que ocurrir estos acontecimientos que están totalmente fuera de lugar", señaló Williams.

"Es muy triste que a día de hoy sigamos viviendo escenas de racismo en el fútbol. Tenemos que acabar con ello entre TODOS. Gracias por vuestro apoyo. #NOalRacismo #SayNoToRacism", escribió después en redes sociales.