Buscar en Google:

Al Pie del Deporte 27/01/2021 12:00 PM

Para escuchar transmisión dar click en el parlante ubicado en la parte inferior derecha del video.

VIDEO: Maradona ya fue sepultado al lado de sus padres

Imagen

VIDEO: En un velatorio con cantos, lágrimas y graves incidentes despidieron a Maradona
VIDEO: Napoli rinde homenaje a Maradona y gana en la Europa League
VIDEO: Mourinho cuenta lo que le decía Maradona cada vez que lo llamaba tras una derrota
''Adiós a Diego y adiós a Maradona'', el extraordinario artículo de Valdano sobre el ídolo argentino
La particular relación de Maradona con Messi: admiración mutua y alguna provocación

Después de una jornada de profunda tristeza e innumerables homenajes y manifestaciones de amor, la gentes desbordó la Casa Rosada y se generaron algunos incidentes que hicieron que los familiares presionaran para dar por finalizado el velorio antes de lo previsto.

Su cuerpo fue sepultado en el cementerio privado Jardín de Bella Vista y ese último adiós se lo dieron sus allegados y amigos en una ceremonia íntima. 

El féretro fue llevado hasta su morada final por dos de las hijas del ídolo, Dalma y Jana; su hermano Lalo; su sobrino Daniel López Maradona y su ex representante Guillermo Coppola. Entre otros integrantes de su círculo más cercano, también lo acompañaron Gianinna y Claudia Villafañe, a quien se la vio abrazar a una de las hermanas del Diez.

La despedida terminó de noche y con iluminación artificial. La tumba de Maradona está junto a las de sus padres, Doña Tota y Don Diego, sepultados en el mismo cementerio en 2011 y 2015 respectivamente.

Con un operativo de seguridad desbordado, cerca de las 17 fuentes ligadas a la Presidencia confirmaron que el velatorio en Casa Rosada había finalizado abruptamente por los incidentes y media hora más tarde el cuerpo del Diez comenzó su último viaje.

Durante el trayecto de unos 40 kilómetros que realizó el cortejo, hubo fanáticos que corrieron a la par del coche fúnebre. 

Detalles del funeral 

Claudia Villafañe, su primera pareja, madre de Dalma y Giannina fue la encargada de orquestar toda la movida. De decidir quién iba y quién no. Y lo curioso es que del fútbol hubo un solo personaje: Guillermo Coppola, manager histórico con quien Diego pasó de todo y con quien se reencontró justamente en este 2020 en un partido de Copa Argentina. No es fácil para nadie despedir a Maradona, el mejor de todos los tiempos , que es noticia en todo el mundo y es venerado. A los 60 años, con miles de vidas en sólo una, dijo basta y los homenajes se multiplican. Pero qué difícil es asimilarlo, creer realmente que el zurdo de oro es quien estaba en el centro de la escena, ya en el cementerio en un ataúd embanderado con los colores de Argentina, esos que amó y tanto defendió. Y el resto acompañándolo, llevándolo para la despedida final.

Hubo cerca de 40 personas. Empezando por sus cinco hermanas y su hermano Lalo (el Turco está en Italia), siempre muy acompañadas por Claudia. Y cuñados y sobrinos ya grandes. Dalma (con su pareja), Giannina y Jana, quien en el cumpleaños le escribió un mensaje que se lee y emociona. Toda gente de su círculo íntimo, nadie de los que estuvieron en los últimos tiempos con él. Amigos de la vida como el Pollo (de La Paternal) y dos Marianos, como le contaron a Olé. También estuvo Verónica Ojeda, mamá de Dieguito, en cambio Rocío Oliva no tenía permiso. Una perlita: el embajador de Italia, Giuseppe Manzo, fue con su hijo: es un napolitano de 50 años que lo disfrutó en su equipo. Y Sergio Berni, ministro de Seguridad de la Provincia, por el operativo.

Hubo lugar en la ceremonia para Luciano Malatini, quien escribió un libro sobre él. Y el periodista Martín Arévalo, quien siempre estuvo cerca suyo, de extrema confianza, quien trabajó en Olé. También Axel Ganly, de Torneos, capo de la copa Argentina. Todo demasiado íntimo, con drones de medios desde arriba. Eso sí, hubo gazebo para la última despedida y evitar que se vieran imágenes sensibles del adiós.

En ese momento, el único que tomó la palabra fue el cura. Y dio un mensaje de unión familiar, evocando cómo era Maradona a lo largo de su vida, diciendo que veía a muchos presentes parecidos a él. Y se tomó unos segundos para referirse a Doña Tota y Don Diego, las grandes pérdidas que había sufrido Diego, y con quienes se iba a “reencontrar”. Cuando se bajó a la fosa, hubo silencio literalmente sepulcral. Muy respetuoso e íntimo, sólo se escuchaban los llantos de todos. Fueron cerca de 20 minutos de acompañamiento final, de reflexión, de lágrimas para todos. Y el aplauso final para el más grande. Su gente le dio ese aplauso que todo el país le sigue dando.

Fuente: Diario Olé 

MÁS INFORMACIÓN

Imagen