Demi Moore y sus amargas confesiones que vienen en autografía

Imagen

La actriz Demi Moore relata en su autobiografía 'Inside Out' que saldrá a la venta el a finales de mes, sus dura adolescencia y se culpa del aborto que sufrió cuando esperaba una niña junto al también actor Ashton Kutcher.

Moore se sincero y se abrió para confesar que se culpa del aborto espontáneo que sufrió cuando tenía seis meses gestación. Demi de 56 años, confesó estar bebiendo alcohol cuando perdió a la niña, quien tenía intención de llamar Chaplin Ray.

En 2005,  La actriz de 56 años se casó con Kutcher que para entonces tenía 27, dejó que buscara tratamientos de fertilidad con la esperanza de quedar embarazada nuevamente. Pero su consumo de alcohol empeoró y comenzó a abusar de Vicodin, medicamento ovoide para el dolor. La pareja se separó en 2011 y para el 2013 ya habían firmado el divorcio.

También confesó haber sido violada cuando tenía 15 años. Ella cree que este trauma provocó una constante batalla con su imagen corporal y que le causó obsesionarse con su peso y abusar del alcohol y la cocaína.

Recientemente se publicó la portada edición limitada de Harper's Bazaar donde Moore pasa desnuda. En la entrevista para la revista la actriz de Ghost, contó como el abuso del alcohol y sustancias han impactado en la relación con sus hijas  Rumer, Scout y Tallulah producto del matrimonio con Bruce Willis.

"En retrospective, lo que me di cuenta es que cuando arbola puerta (de nuevo), solo estaba revelando mi poder", dijo sobre sus recaídas. Agregó, "Creo que lo pensaría así: fue muy importante para mí tener un parto natural porque no quería perder un momento. Y con eso experimenté dolor. Así que parte de estar sobrio es, no quiero perder un momento así de la vida, de es textura, incluso si significa sentir algo de dolor".

En 2012 en una entrevista para New York Times, Demi reveló que sufrió una convulsión después de fumar cannabis sintético e inhalar óxido nitroso mientras esta en una fiesta con su hija Rumer. Su salud comenzó a deteriorarse y comenzó a sufrir problemas autoinmunes y digestivos.

Moore recibió tratamientos en un programa de rehabilitación por trauma, codependencia y abuso de sustancias.