El avión donde murió el futbolista Sala no tenía condiciones para haber volado

Imagen

El avión en el que se trasladaba el futbolista argentino Emiliano Sala a Inglaterra para incorporarse al Cardiff City, no se encontraba en condiciones para realizar vuelos, confirmó el propietario del aeródromo Humphrey Penney.

Penney reveló que la nave tenía muchos problemas y que el piloto David Henderson estaba descontento con el mantenimiento.

Humphrey Penney que también es ingeniero con licencia, dio una segunda opinión sobre el maltratado Piper PA-46 Malibu en el verano del año pasado.

El informe provisional que publico hoy la Subdivisión de Investigación de Accidentes Aéreos del Reino Unido, mostró que el delantero de 28 años y su piloto David Ibbotson estuvieron expuestos a niveles mortales del gas tóxico incluso antes de que el avión privado se hundiera en el canal de la mancha.

En declaraciones exclusivas de Penney a MailOnline dijo, "Lo que sucedió fue tan triste y trágico. Teníamos profundas preocupaciones sobre el avión cuando lo vimos hace un año. Casi lo asumimos, pero no lo hicimos porque había muchos problemas con él".

Henderson, originalmente pensado para ser el piloto, lo había llevado al aeropuerto de Sandtoft en Belton, North Lincolnshire, en nombre de la contadora autorizada Faye Kelly.

El jefe de Sandtoft, el Sr. Penney recordó su examen del avión, dijo, "¡Cristo, esto es horrible! Hay mucho que hacer". Agregando, "El motor hidráulico estaba en ruinas y las aletas, el piloto automático y el sistema de descongelación no funcionaba y había varios otros problemas".

"Había una larga lista de cosas que se necesitaba hacer y costaría muchísimo dinero arreglarlo, entre £14,000 a £20,000".

"No estaba en condiciones de volar para un pasajero, sino solo en caso de emergencia, a una corta distancia para realizar el mantenimiento y repararlo".

La embarcación estadounidense registrada en un fideicomiso con un propietario británico beneficioso, la Sra. Keely de Bonsall, Derbyshire, la piloto en sí misma, había acudido al Sr. Penney para obtener una segunda opinión experta del Aeropuerto Redford Gamston en Gamston, Nottinghamshire.

El Sr. Penney declaró, "Se mudó aquí por un período relativamente corto y luego lo enviamos a otra organización para que realizara el trabajo recomendado. No puedo comentar qué trabajo se realizó más tarde".

El avión fue trasladado al campo de aviación Sturgate en Gainsborough, Lincolnshire.

Penney agregó, "No puedo decir si el mantenimiento se realizó de manera exhaustiva y adecuada y si todo se solucionó, pero el avión habría tenido una inspección anual al final del año. Si todo estuvo bien, el avión debería haber volado de manera segura".

El Sr. Penney, ahora está ayudando a los investigadores aéreos después del choque impactante el 21 de enero que mató al nuevo delantero del Cardiff City y al piloto Ibbotson de 59 años.

Para Penney fue sorprendente cuando el informe afirma que el futbolista tenia niveles de saturación de CO del 58 por ciento en su torrente sanguíneo y que el piloto también fue superado por vapores letales, dijo "No esperaba eso". Añadiendo, "el agujero más pequeño en el escape de un avión puede causar una fuga de monóxido de carbono. Una de las primeras cosas en irse es el silenciador, que pasa sobre el sistema de escape para calentar el aire que entra en la nave".

"Desafortunadamente, envenenará al piloto y a cualquier pasajero. Sentirán náuseas y se quedarán dormidos. Afecta a las personas de diferentes maneras, pero no tiene olor y es muy peligroso", declaró.

Los expertos de AAIB temen que los gases del motor del Piper Malibu se hayan filtrado en la cabina mientras volaba desde Nantes, Francia, a Cardiff y envenenó a los dos hombres a bordo.

Por su parte, la viuda del Sr. Ibbotson, Nora, cree que tratando de sacar el avión del fondo marino de manera segura podría ser una forma de encontrar algunas respuestas sobre lo que sucedió.