Encuentran en Israel la ciudad perdida donde se refugió el rey David

Un equipo de arqueólogos ha hallado los restos de la ciudad de Siclag, la esquiva urbe filistea en la que el rey David de Israel se ocultó durante 14 meses de la persecución planeada por el rey Saúl. 

Está situada entre las ciudades israelíes de Kiryat Gat y Laquis. La Universidad Hebrea y la Autoridad de Antigüedades de Israel lo han confirmado.

El equipo, liderado por el profesor y director del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea, Yosef Garfinkel, Saar Ganor, de la Autoridad de Antigüedades, y Kyle Keimer y Gil Davis, de la Universidad de Sídney, han revelado que los restos hallados coinciden con la descripción de la ciudad bíblica.

Parte del asentamiento hallado data de los siglos XII y XI a. C. y a este le siguieron construcciones rurales de principios del siglo X a. C. Y es que, según la Biblia hebrea, la ciudad experimentó una transformación de la cultura filistea a la israelita durante la que el pueblo nómada de los amalecitas tomó el enclave y posteriormente lo incendió. En ninguno de los numerosos asentamientos hallados durante las últimas décadas —todos pretendientes a ser Siclag— se habían encontrado señales que hiciesen entrever una transición cultural o un incendio de grandes proporciones.

La datación por carbono 14 ha constatado que los restos hallados entre Kiryat Gat y Laquis datan de los mismos periodos de los que habla la Biblia hebrea. Es más: según revela The Times of Israel, los investigadores han encontrado en el asentamiento las consecuencias de un gran incendio que acabó por destruirlo todo. También se han hallado las mismas vasijas de cerámica para el vino y el aceite propias del periodo del rey David de Israel.

Según la historia bíblica, David se escondió allí durante 14 meses mientras huía de Saúl antes de convertirse en rey. Sin embargo, mientras David y su patrón filisteo Aquis intentaban luchar contra Saúl, la ciudad fue arrasada. Según las Escrituras, la urbe más tarde se convirtió en un lugar de paso para los judíos que volvían Babilonia.