Froome poco valorado por un experto que tampoco le gusta su esposa como agente

Imagen

El mundo del ciclismo sigue a la expectativa con respecto al futuro que tomará el británico Chris Froome, compañero del tico Andrey Amador en Ineos. 

Froome manifestó en más de una ocasión que no vería mal un cambio de aires con el Ineos y arribar a un nuevo equipo, con el cual se sentiría más a gusto y lo apoye principalmente en el Tour de Francia, el cual se disputará entre el 29 de agosto y el 20 de septiembre.

Sin embargo, una voz autorizada de este deporte, como lo es Patrick Lefevere, jefe del Deceunick-QuickStep, no ha comido cuento alguno y ha dejado en claro su postura, bajándole el pulgar de una vez por todas a uno de los mejores ciclistas de la historia, y abriendo la polémica por si es un verdadero peligro para La Grande Boucle.

"No voy a hablar por nadie más aquí, pero personalmente yo no invertiría en un proyecto alrededor de Froome. Respeto su palmarés, pero ¿seguirá ganando el Tour a los 35 años? Considero que es una inversión que no vale la pena", señaló tajantemente el jefe del equipo belga en una nota reproducida por Diario Marca. 

A su vez, en medio de una entrevista con el diario belga Het Nieuwsblad, Lefevere también argumentó que uno de los obstáculos en caso de llegar a un acuerdo con Froome sería nada más y nada menos que su esposa, la cual lo representa.

"Lo que también me preocuparía, en caso de sentarme a hablar con Froome, es su manager, quien es su señora Michelle Cound. No es que lo convierta en un factor decisivo, pero ese tipo de negocios solo causa miseria. No me entendería seguramente con ambas partes", añadió.

Así las cosas, Froome vuelve a ser el blanco por estos días, recordando que anteriormente Tom Dumoulin le advirtió fuertemente sobre lo que causaría un posible cambio de equipo en medio de la temporada.

"No es un asunto divertido. No sé si debería creer los rumores, pero si él quiere cambiar de equipo durante la temporada le puede costar mucha energía. No puedo hablar por Froome. Él debe intentarlo con sus propias fuerzas y no importa con qué equipo. De todas formas, en los 10 últimos kilómetros de un puerto, cada uno corre para sí mismo, poco importa el equipo, hay que superarlo pase lo que pase", apuntó el neerlandés.

Fuente: Diario Marca