Las confidencias del técnico croata Dalic sobre los fogueos previos al Mundial

Técnico de Croacia a El Comercio: "El partido contra Perú generó mucho debate en el país"

A Zlatko Dalic le pasó todo muy rápido. De un día para otro lo llamaron para dirigir la selección de Croacia, su sueño de siempre. Debutó con triunfo sobre Ucrania (2-0) y luego clasificó al Mundial Rusia 2018 tras dejar en el camino a Grecia en el repechaje. Todo fue tan acelerado que el destino se encargó de darle una pausa al técnico, cuyo equipo necesitaba mejorar antes del gran certamen internacional. 

El 23 de marzo, en el Hard Rock Stadium de Miami, la selección peruana derrotó 2-0 a Croacia. Fue un triunfo inobjetable porque los de Dalic sufrieron ante el buen planteamiento de Gareca y por un golazo que hasta hoy recordamos uno de los momentos más gráficos de todo lo que consiguió el 'Tigre' con Perú. En ese tanto de Flores salimos jugando, se dio una buena serie de pases que comenzaron con el zaguero central (Santamaría) y se llegó hasta el área sin dar un solo pelotazo.

Ese gol que nos hizo soñar con hacer una buena Copa del Mundo dejó a Dalic preocupado. La prensa y los hinchas -como pasa en todos lados- ya no estaban seguros de los dotes del entrenador. Zlatko nunca dirigió una liga europea de primer nivel y sus mejores títulos los consiguió en Arabia y Emiratos Árabes Unidos. Tampoco de lo que era capaz de hacer el equipo. Un equipo que hace 36 años no va al Mundial, que no tiene jugadores en las grande ligas de Europa, te gana 2-0 y bien. Definitivamente tienes que mejorar.

"Uno de los motivos por el que estamos en la final de la Copa del Mundo son los amistosos que jugamos", comenta Dalic en el Estadio Luzhniki esta tarde. La Federación croata programó -contrario a lo que se estila- una rueda de prensa un día después de la clasificación. Pasa que muchos se quedaron sin posibilidad de hacer preguntas post victoria sobre Inglaterra. Ingleses, españoles y sudamericanos quieren conocer más del entrenador del momento. Así lo entendió el equipo de prensa de Croacia. Después del partido las conferencias solo duran 15 minutos. La de este jueves duró 40.

"Las experiencias que vivimos contra Perú, México y Brasil fueron muy ricas. Nos ayudaron a revisar muchos temas relacionados al juego. Si tengo que hablar solo del partido contra Perú puedo decir que después de esa derrota se generó mucho debate en los periodistas y en el pueblo croata. Había dudas sobre cómo llegaríamos al Mundial. Yo lo que dije fue que teníamos que mejorar. Y así fue. Contra México lo hicimos mejor", confesó.

En ese entonces Dalic ya cobraba un suelo como entrenador de Croacia. Cuando recién lo llamaron dirigió gratis a pedido suyo. Ni siquiera se sentó a negociar un contrato. El sueño del serbio siempre fue estar en el banquillo en una Copa del Mundo, pero quería sentirse más importante todavía. Hoy, con el seleccionado croata, su segundo hogar, lo está logrando. No quiso firmar ningún contrato hasta lograr el objetivo de clasificar al Mundial. Significaba mucho más que aceptar un sueldo. “Yo les dije a los dirigentes que nos sentemos después del partido contra Grecia, que no necesitaba salario. Quería disfrutar primero el momento de dirigir a mi selección en un momento crucial y así fue”.