Hazard, de idolatrar a Zidane a desafiar a Francia

EL CAPITÁN BELGA ADMITE QUE EN SU INFANCIA IDOLATRABA AL EX TÉCNICO DEL REAL MADRID

Hazard celebra el triunfo de Bélgica ante Brasil. rn

Eden Hazard vivirá un encuentro especial ante Francia. La estrella de Bélgica se mide al país en el que se formó como futbolista y al que estuvo a punto de representar. Con 14 años se instaló en Lille y dos más tarde debutó en la Ligue 1 con el equipo del norte de Francia.

Su calidad, de hecho, no pasó desaparecida en Clairefontaine y despertó el interés de la Federación Francesa, que intentó convencerlo de que jugará con ellos. Él se negó y prefirió jugar con su país de nacimiento, Bélgica.

Aún así, su arraigo por Francia es alto y lo fortaleció viendo jugar a Zidane, su ídolo de la infancia. Llegó a posar, junto a sus hermanos, con la candidata número 10 francesa como muestra de idolatría hacia Zizou.

"A causa de mi presencia en Francia durante siete años, me siento 99% belga y 1% francés, pero la idea de una nacionalidad francesa nunca se cruzó por mi cabeza", dijo en alguna ocasión preguntado sobre la posibilidad de jugar con Francia.

Ahora esa posibilidad, más las foto de Edén y sus hermanos con la camiseta 'bleu' vuelven a coger importancia.

Sociedad con De Bruyne

No miente. Es el mejor asistente del Mundial (3) y al que más faltas por partido le comenten (5,3). Su sociedad con De Bruyne es la segunda mejor en Rusia (han generado 27 ocasiones). La primera era Neymar-Coutinho, con 36, ya de vuelta en Brasil. Los echó su Bélgica. Y hay quienes se animan a encumbrar su tarea ante la Canarinha como una de las mejores producciones individuales en una Copa del Mundo. Fue el que más regateó del partido (10). Neymar, por ejemplo, otro indomable en el uno contra uno, gambeteó a tres. Además, fue el que más veces tocó el balón en su equipo, 63. “He jugado grandes partidos con Chelsea, Lille y Bélgica pero, en general, el de Brasil es el mejor partido que he jugado en mi carrera”, confesó. Con la camiseta de Bélgica, ha participado en 14 goles en sus últimos 14 partidos (ocho goles y seis asistencias).

El futuro, en cualquier caso, está en su bota derecha. Si llega a conquistar la Copa del Mundo, su cartel se potenciará y ya se sabe cómo responde Florentino Pérez a los caprichos del marketing. Tentación de los grandes de España, a Hazard solo le preocupa el duelo ante Francia, la selección de su ídolo Zidane.