Stephen Curry sigue haciendo historia a base de triples

El base Stephen Curry volvió a estar imparable en los tiros desde fuera del perímetro y con siete triples, aportó 35 puntos, ayudó a los Warriors de Golden State a vencer a domicilio 114-120 a los Nets de Brooklyn y establecer una nueva marca individual.

Curry anotó su último triple del partido a falta de 1:07 minuto del final del tiempo reglamentario, que fue decisivo al establecer un parcial de 108-115 que los Nets ya no pudieron remontar.

El basquetbolista de 30 años estableció una nueva marca en la NBA al anotar al menos cinco triples en los siete partidos que se llevan disputados con la nueva temporada y superó los seis que compartía con el alero George McCloud, que fue el primero que lo estableció en la de 1995-96.

 

El oriundo de Akron disputó 36 minutos en los que anotó 11 de 26 tiros de campo, incluidos 7 de 15 triples, y 6-7 desde la línea de personal, además de capturar seis rebotes y repartir tres asistencias.

El alero Kevin Durant también mantuvo su protagonismo encestador al conseguir 34 puntos, ocho rebotes y seis asistencias, que ayudaron a los Warriors (6-1) a conseguir el cuarto triunfo seguido.

Pero el equipo de Oakland no pudo empatar la marca de cuatro triunfos consecutivos con ventajas de 20 o más puntos, que logró la franquicia de los Warriors cuando estaban en sede de San Francisco, la temporada de 1966-67, a la que volverán a partir del 2019.

 

Curry, que anotó 16 puntos, en el primer cuarto puso a los Warriors con parcial de 29-32, y con 1:55 minuto para el descanso, los actuales campeones de liga ya tenían la ventaja de 44-63. Pero los Nets, que destacaron con sus tiros desde fuera del perímetro al final no evitaron la derrota, pero no permitieron que los Warriors hiciesen más historia en su campo.

El entrenador de los Warriors, Steve Kerr, tras alabar el trabajo del equipo, declaró que el pívot DeMarcus Cousins se había disculpado con todos los compañeros por la expulsión que sufrió el pasado viernes durante el partido que disputaron en el Madison Square Garden frente a los Knicks de Nueva York.