VIDEO: Los riesgos de ser mecánico de Fórmula 1

El accidente ocurrido en el box de Ferrari durante el pasado GP de Bahréin, en el que Kimi Raikkonen arrolló a uno de sus mecánicos, volvió a poner de manifiesto el riesgo que conlleva esa profesión en la Fórmula 1.

Cambiar los neumáticos de un monoplaza en décimas de segundo y con la tensión inherente a un Gran Premio solo está al alcance de unos elegidos, aquellos que son capaces de soportar una presión extrema y de asumir que su integridad física está en juego.

Afortunadamente, Francesco Gigarini, el mecánico arrollado por Kimi Raikkonen en Bahréin, se recupera favorablemente tras ser operado de una fractura de tibia y peroné, pero su incidente no fue, ni mucho menos, un caso aislado.

A lo largo de la historia han sido múltiples los sustos que se han llevado los mecánicos de Fórmula 1. Estos son algunos de los más sonados:

1981. Sin duda unos de los incidentes más trágicos de la Fórmula 1. El piloto argentino Carlos Reutemann atropelló en el circuito de Zolder, durante los entrenamientos del GP de Bélgica, a Giovanni Amadeo, mecánico del equipo Osella, que falleció a consecuencia de las heridas sufridas. Amadeo estaba cruzando de forma incorrecta cuando fue arrollado por el Williams de Reutemann. Los mecánicos de todos los equipos organizaron una protesta en aquel Gran Premio para reclamar más medidas de seguridad, pero no fue el único incidente del fin de semana. Otro mecánico, del equipo Arrows, fue atropellado en carrera y sufrió fracturas múltiples en ambas piernas.

1994. El Benetton de Jos Verstappen, el padre de Max Verstappen, se incendió en boxes durante un repostaje y provocó una gran bola de fuego que sorprendió a todos los mecánicos del equipo y, por supuesto, al propio piloto holandés. Milagrosamente y gracias a los extintores nadie sufrió quemaduras de gravedad a pesar del aparatoso incendio. El incidente se produjo al derramarse combustible sobre la carrocería del monoplaza.

2000. Michael Schumacher se llevó por delante a un mecánico de Ferrari en el GP de España. Se levantó cojeando y tuvo que ser atendido en la clínica del circuito de Montmeló, aunque sin lesiones de gravedad. El mecánico herido era Nigel Stepney, que saltó a la fama en 2007 acusado por filtrar a McLaren información confidencial de Ferrari en el famoso caso del 'spygate'. Stepney falleció en 2014 en un accidente de tráfico.

2008. Un mecánico de BMW-Sauber sufrió una descarga eléctrica al tocar la carrocería del monoplaza del piloto austriaco Christian Klien cuando acababa de llegar a boxes. Ocurrió en el circuito de Jerez durante unos entrenamientos. La descarga se relacionó con un fallo de las baterías del KERS, el sistema de recuperación de energía cinética, que entonces todavía estaba en fase de pruebas en la Fórmula 1. En las imágenes se aprecia cómo el mecánico sale disparado al recibir la descarga eléctrica. Afortunadamente, no sufrió lesiones importantes. A partir de entonces se incrementaron las medidas de seguridad, con guantes aislantes y luces para alertar de cuándo las baterías están cargadas.

2008. Felipe Massa arrancó la manguera durante un repostaje en el GP de Singapur y se llevó por delante a varios mecánicos de Ferrari, afortunadamente sin daños graves. Ese incidente alertó sobre el peligro de rellenar el depósito de combustible en carrera y los repostajes fueron prohibidos en 2010. En los últimos años, no obstante, se ha barajado la posibilidad de recuperarlos.

2010. Un mecánico de la escudería española Hispania fue arrollado por el monoplaza pilotado por el japonés Sakon Yamamoto. Tuvo que ser trasladado a un hospital, aunque sin lesiones de gravedad. El equipo fue multado con 20.000 dólares por 'unsafe release', salida insegura de boxes.

2013. Una rueda mal colocada en boxes se desprendió del Red Bull de Mark Webber y sembró el pánico en el pit-lane durante el GP de Alemania. La rueda sin control atravesó la zona del box del equipo Lotus, cuyos mecánicos lograron esquivarla por los pelos. Finalmente, el neumático acabó impactando contra un cámara de televisión, que tuvo que ser hospitalizado. El equipo Red Bull, que fue multado con 30.000 euros, decidió cambiar el diseño de sus pistolas atornilladoras para evitar nuevos incidentes.

2015. Un mecánico del equipo Lotus se llevó un doloroso golpe en sus partes íntimas cuando el francés Romain Grosjean se pasó un poco de frenada al parar en boxes. El monoplaza del piloto francés empujó con fuerza el gato contra esa delicada zona de la anatomía del mecánico, que terminó terminó aliviando su dolor con una bolsa de hielo. También sufrió daños en una muñeca.