Bekele reina en el maratón de Berlín y se queda a dos segundos del récord mundial

El triple campeón olímpico terminó con un tiempo de 2 horas 1 minuto y 41 segundos, pero no pudo alcanzar la marca que hizo el keniata Eliud Kipchoge en 2018.

El etíope Kenenisa Bekele, de 37 años, ganó este domingo el maratón de Berlín y quedó a dos segundos del récord del mundo del keniata Eliud Kipchoge.

El ex rey de la pista, todavía poseedor de los récords en 5.000 y 10.000 metros, terminó con un tiempo de 2 horas 1 minuto y 41 segundos, a dos segundos de la plusmarca conseguida en 2018, también en la capital alemana, por Kipchoge (2:01.39), ausente este año.

Así, el etíope se convirtió en el segundo hombre en bajar de la barrera de las 2 horas y 2 minutos. El podio fue completado por sus compatriotas Birhanu Legese (2:02.48) y Sisay Lemma (2:03.36)

En la categoría femenina se impuso la etíope Ashete Bekere con un tiempo de 2h 20 minutos y 14 segundos, tras el abandono de la gran favorita, la keniata Gladys Chirono.

"Estoy muy contento de haber conseguido mi mejor actuación personal, y este resultado me da ánimos para el futuro. Pero no estoy contento de quedarme a dos segundos del récord del mundo", declaró Bekele minutos después de cruzar la meta.

A falta diez kilómetros para terminar, Bekele estaba a casi un minuto del récord del mundo, pero su velocidad y perseverancia, que lo convirtieron en uno de los fondistas más grandes de todos los tiempos en pista (tres títulos olímpicos y 16 campeonatos del mundo en pista o cross), le permitieron terminar con la fuerza suficiente para acariciar el récord de Kipchoge.

Hasta el momento, el etíope no había rendido en el maratón como en el resto de distancias inferiores, pero este resultado le abre perspectivas inesperadas de cara al futuro.

Pese a un tiempo húmedo, un poco de viento y condiciones menos favorables que el año pasado, Berlín confirmó que es el maratón más rápido del mundo. Los últimos siete récords del mundo (desde 2003) fueron batidos en el recorrido completamente llano de la capital germana.

Kipchoge, que deslumbró al mundo el año pasado al reventar el récord del mundo en más de un minuto, no pudo ver en directo a Bekele.

El keniata de 34 años prepara para octubre un nuevo intento contra la mítica barrera de las dos horas, en un test privado en Viena que no permitirá la homologación como récord del mundo, pero que sería un hito simbólico en los 42,195 km.

En 2017 en Italia, en el circuito de Monza, Kipchoge logró la mejor actuación hecha nunca por un ser humano, con 2 horas y 25 segundos, pero ese crono no cuenta como récord del mundo. En ese desafío organizado por un patrocinador, el keniata se benefició de liebres frescas que se relevaban y de la asistencia de un vehículo para tapar el viento que le daba el ritmo.