Sebastian Vettel volvió al triunfo conquistando el Gran Premio de Singapur

Image

El piloto alemán Sebastian Vettel (Ferrari) se impuso este domingo en el Gran Premio de Singapur al aliarse con la estrategia para situarse por delante de su compañero monegasco Charles Leclerc, que salió desde el primer lugar pero perdió su posición en el cambio de neumáticos.

El tetracampeón mundial alemán logró la victoria número 53 de su carrera deportiva más de un año después de la última vez que se subió a lo alto de un podio (en Bélgica 2018), tras una polémica maniobra de Ferrari, que le hizo cambiar los neumáticos en la vuelta 20 y envió a los talleres una vuelta después al entonces líder Leclerc, que salió por detrás de su compañero, para sorpresa general y estupefacción del piloto monegasco.

Las sonrisas de los últimos dos grandes premios de Leclerc, ganador en Spa-Francorchamps y Monza, quedaron congeladas en Marina Bay, donde la felicidad fue para Vettel y también para Ferrari, que logró su primer doblete de pilotos desde Hungría 2017, cuando Vettel fue primero y el finlandés Kimi Raikkonen segundo.

El neerlandés Max Verstappen (Red Bull) completó el podio, y el líder del mundial, el británico Lewis Hamilton (Mercedes) sumó 12 puntos más al acabar cuarto, seguido por su compañero finlandés Valtteri Bottas, el tailandés Alexander Albon (Red Bull), el británico Lando Norris (McLaren), el francés Pierre Gasly (Toro Rosso), el alemán Nico Hülkenberg (Renaut) y el italiano Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo).

Todo esto en una carrera con tres salidas del coche de seguridad y un incidente inesperado en el inicio para el español Carlos Sainz (McLaren), que sufrió un pinchazo en la primera vuelta al ser tocado por el Renault del alemán Nico Hülkenberg y quedó en la cola del pelotón hasta que, gracias a las banderas amarillas, logró remontar hasta el duodécimo lugar, al borde de los puntos.

Hamilton comenzó a volar a partir de la tercera vuelta, cuando marcó su primera vuelta rápida, con la que se había quitado de encima a Vettel y empezaba a acercarse al líder Leclerc, pero esos giros no sirvieron para gran cosa, ya que el piloto monegasco mantuvo con solvencia una distancia de segundo y medio.

Todo pintaba bien para él, hasta que comenzó el baile de los cambios de neumáticos. Vettel y Verstappen se lanzaron a cambiar las gomas en la vuelta 20.

Acto seguido, Ferrari llamó a Leclerc a los talleres, pero lo que no esperaba el monegasco ni nadie es que, en lugar de salir por delante de su compañero, Vettel consiguió llegar a la salida del 'pit lane' antes de que se reincorporara su compañero.

¿Torpeza de Ferrari hacia Leclerc o estrategia para recuperar la autoestima de su teórico piloto estrella, cuestionado tras sus últimas actuaciones? Solo en el garaje de la 'Scuderia' sabrán la respuesta, pero el monegasco dejó claro que no estaba nada contento con un "What the hell?!" ("¡Qué demonios!") por la radio.