Histórico fallo contra Semenya la obliga a bajar testosterona para competir como mujer

Este miércoles el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) dio a conocer su decisión sobre el caso Caster Semenya, quien sufre hiperandrogenismo y deberá medicarse para reducir sus índices de testosterona y poder competir a nivel internacional como mujer.

El caso lleva varios meses en estudio por los tres jueces del TAS, en el último mes estuvieron estudiando os documentos presentados por la corredora Semenya como por la IAAF para decidir si la sudafricana puede continuar cometiendo con sus índices de testosterona a nivel femenino.

El TAS anuncio por medio de su secretario general, Metthieu Reeb, que el fallo cae a favor de la IAAF, por lo tanto, Semenya deberá medicarse para nivelar sus índices de testosterona y así poder competir a nivel femenino.

Y es que el 26 de abril de 2018, el máximo organismo del atletismo mundial introdujo una nueva regla que entraba en vigor el pasado noviembre. Esta indicaba que los niveles de testosterona deben ser inferiores a los 5 nanomoles por litro para competir a nivel femenino, y no a en 10 nanomales que eran los exigidos, por un periodo de al menos seis meses para poder competir en las pruebas de entre 400 metros y la milla con reconocimiento de sus marcas. De no cumplir con la regla deberán elegir entre cambiar de prueba a una en la que no entre la limitación o competir con hombres.

La IAAF se respalda en estudios que indican un mayor proposición aumenta un 4,4% la masa muscular, en un 12% y un 26% la fuerza y un 7,8% la hemoglobina.

La sudafricana se apoyo en su federación, para recurrir al TAS en junio de 2018 en contra de la regla. Por su parte, IAAF decidió esperar a obtener el fallo del TAS para dar entrada en vigor a la regla, para no perjudicar a las atletas en una situación similar.

El TAS en su fallo reconoce que la medida es discriminatoria, apoyando la legislación de la IAADF, “tomando como base que la discriminación realizada por la IAAF es necesaria, razonable y en medios proporcionales para preservar la integridad del atletismo femenino”.

De esta forma, se espera que atletas como Semenya obtenga ventaja sobre sus rivales. Ahora la atleta deberá rebajar sus índices de testosterona si pretende defender su título en octubre en Doha. Por otra parte, Semenya que cuentan también con el apoyo del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, tiene treinta días para recurrir.