Finalizados los juegos de conferencia y se repetirá el Super Bowl XXXVI

 

Los juegos de conferencia de la NFL se disputaron este domingo y se esperaban dos juegos de gran calidad, intensidad, drama y vértigo entre los sembrados número 1 y número 2 de cada conferencia, para definir quienes disputarán el Super Bowl LIII.

El primer juego se disputó a las 3:40 pm, hora de Costa Rica, y enfrentó a los Carneros de Los Ángeles, y a los Santos de Nuevo Orleans, del mítico Drew Brees. Un partido de ofensivas letales, y de excelentes defensivas. 

Empezando el encuentro, los Santos demostraron porque llegaban como favoritos para este partido, y en las primeras tres series ofensivas de los angelinos, lograron detenerlos en dos ocasiones e interceptarlos en una. Sin embargo, la defensiva de los Carneros no iba a permitir que los de Nuevo Orleans se escaparan y, a pesar de que anotaron en las 3 primeras series, la defensiva limitó a Drew Brees y compañía a solamente 13 puntos, una distancia completamente alcanzable para la explosividad de la ofensiva de Carneros.

Tras tres series ofensivas fallidas, los dirigidos por Sean McVay por fin lograron carburar y anotaron durante la primera mitad 10 puntos sin respuesta, colocando un marcador de 10-13 y recibían el ovoide en la segunda mitad.

La segunda mitad iniciaba y parecía que la motivación estaba del lado de los Carneros, pero recibieron el ovoide y, tras 3 jugadas fueron obligados a despejar el balón.

La ofensiva de los Carneros funcionaba mejor conforme avanzaba el encuentro, y su defensiva continuaba dominando a los Santos. El juego se iría a tiempo extra tras gol de campo de Greg Zuerlein en la última jugada del tiempo regular después de una polémica arbitral.

El tiempo extra inició y Nuevo Orleans iniciaba su ofensiva, sin embargo, rápidamente fue interceptado por Los Ángeles, y tras 5 jugadas Zuerlein se vestiría de héroe y le daría el pase al Super Bowl a los angelinos, por primera vez desde la temporada 2001.

Por otro lado, el segundo encuentro se disputó en el Arrowhead Stadium, casa de los Jefes de Kansas City, quienes recibían a los poderosos Patriotas de Nueva Inglaterra.

Patrick Mahomes buscaba demostrar porque es uno de los jugadores con mejor futuro en la NFL, mientras Tom Brady, Bill Belichick y los Patriotas buscaban reafirmar el dominio que han tenido en la conferencia durante la última década.

Los Patriotas no desaprovecharon su primera serie ofensiva y rápidamente, con una serie de 15 jugadas y anotación de Sony Michel de 1 yarda, colocaron el marcador 0-7.

La defensiva de los Patriotas dominó durante la primera mitad a Mahomes y los Jefes quienes, a pesar de interceptar a Tom Brady, no lograron poner puntos en la pizarra. La primera mitad finalizó con marcador de 0-14 a favor de los de Nueva Inglaterra, con pase de 29 yardas de Tom Brady a Phillip Dorsett.

En la segunda mitad los Jefes de Kansas City renacieron, Pat Mahomes y la ofensiva logró colocar puntos en el marcador en la primera serie ofensiva de la segunda mitad. El partido se mantuvo intenso y ambas, ofensivas y defensivas, tuvieron un juego espectacular. 

Harrison Butker anotó un gol de campo en los últimos segundos y empató el encuentro 31-31 lo cual envió este encuentro también a tiempo extra, siendo esta la primera vez en la historia de la liga en la que ambos juegos de conferencia se van al alargue.

La suerte estuvo del lado de los Patriotas y tuvieron la primera posesión en la primera serie de el tiempo extra. Tom Brady y la ofensiva de los Patriotas saltaron al campo y no tuvieron piedad contra los Jefes, y con una anotación por la vía terrestre cierran el partido con un marcador de 31-37 y los Patriotas están en el Super Bowl por tercera vez consecutiva.

El Super Bowl LIII se jugará el domingo 3 de febrero, y será una repetición de la final de la temporada 2001, donde los Carneros, que en su momento eran de San Luis, perdieron su oportunidad de ser campeones ante los Patriotas, quienes obtuvieron su primer anillo de campeonato.