Nuevas y llamativas revelaciones sobre la vida que lleva Michael Schumacher

El próximo 29 de diciembre se cumplirán cinco años del accidente de esquí sufrido en la estación francesa de Meribel por Michael Schumacher que cinco días después cumplirá 50 años. Y según ha revelado hoy el Daily Mail británico en un reportaje extenso el siete veces campeón mundial de F1 no está postrado en una cama, ni necesita un respirador artificial para mantenerse con vida.

El diario británico cuantifica en unos 55.000 euros semanales, el coste médico que necesita Michael Schumacher que permanece en una mansión construida en la ciudad suiza de Gland, cercana al Lago Lehman, con un valor aproximado de 50 millones de euros. Pero según la información citada, las necesidades médicas de Schumacher han obligado a la familia a construir una especie de hospital anexo a la vivienda hasta donde se desplazan cada día más de una decena de doctores y enfermeras para atender y controlar la evolución del piloto.

Hace unas semanas el presidente de la FIA, Jean Todt, confirmó a Autobild que había estado viendo el Gran Premio de Brasil con el piloto alemán –”En realidad, siempre soy cuidadoso cuando hablo. Pero sí, es cierto que vi el GP de Brasil con Michael en Suiza”– lo que dio a entender que Schumacher tiene consciencia y entiende lo que sucede a su alrededor.

Exposición en el Museo Ferrari

Por otra parte, el Museo Ferrari va a dedicar una exposición especial a Michael Schumacher, que se inaugurará el 3 de enero de 2019 con motivo de su 50 cumpleaños. Una celebración y una señal de gratitud para el piloto del Cavallino Rampante que más éxitos ha logrado. De 1996 a 2006, el campeón alemán ganó cinco títulos de piloto consecutivos, de 2000 a 2004, contribuyendo significativamente a los seis títulos de constructores de la Scuderia.

En las salas del Museo se hará un repaso de aquellas memorables temporadas que el 7 veces campeón del mundo hizo vivir a los Ferraristas y también mostrará la aportación decisiva de Michael al desarrollo de los extraordinarios coches GT en los años que pasó en Maranello, como piloto y más tarde como consultor. La exposición “Michael 50” se realiza en colaboración con la Fundación “Keep fighting”.