Lewis Hamilton gana en Hungría y se consolida en el liderato

Mercedes se va a las vacaciones de verano con la tranquilidad de tener una ventaja considerable en el campeonato de pilotos con Lewis Hamilton sobre Sebastian Vettel, Ferrari. La victoria del británico en el Gran Premio de Hungría lo pone como favorito al título.

Hamilton estuvo acompañado en el podio por los Ferrari de Sebastian Vettel y Kimi Raikkonen.  

Como es tradición en el Gran Premio de Hungría, los rebases estuvieron ausentes, y salvó la gran remontada de Daniel Ricciardo hasta la cuarta posición, el resto de la competencia se convirtió en una peregrinación.

En el arranque, Ferrari intentó colocar a uno de sus dos pilotos en medio de los Mercedes, pero fracasaron en el intento. Vettel apenas sobrepasó a Kimi Raikkonen para tomar la tercera posición.

El alemán de Ferrari intentó una estrategia diferente a la de Hamilton, Bottas y Raikkonen, y arrancó con neumáticos blandos mientras sus rivales directos lo hicieron con ultrablandos.

Kimi fue el primero en ingresar a pits en la vuelta 15 para colocar blandos, un giro después lo hizo Bottas con la misma estrategia. Hamilton prolongó su detención hasta el giro 25, lo que permitió a Vettel tomar el liderato.

Ferrari apostó por sacar mayor diferencia contra los Mercedes prolongando la detención de Sebastian Vettel que finalmente se realizó en la vuelta 42. El plan le hubiera permitido regresar a la pista en el segundo sitio, por delante de Bottas, pero un retraso en la colocación del neumático delantero izquierdo arruinó la parada en boxes de la casa de Maranello.

La falla condenó a Vettel detrás de Bottas durante el resto de la carrera, sin embargo, el alemán no se daría por vencido y aprovechó que montó neumáticos ultrablandos para presionar al finlandés de la casa alemana.

El cuatro veces campeón del mundo de Ferrari encontró la oportunidad de adelantar por el segundo sitio en la vuelta 65 en una maniobra por la parte externa del circuito. Valtteri Bottas intentó responder por el interior, pero al no encontrar espacio golpeó la parte trasera del cavallino rampante y dañó su propio alerón delantero. El movimiento también fue aprovechado por Raikkonen quien avanzó al tercer sitio.

Con una diferencia de 22 segundos, Vettel no pudo hacer nada más que mantener a raya a su compañero de equipo. 

El drama para Bottas no terminaría ahí ya que ante el daño en su alerón delantero quedó a merced de Daniel Ricciardo, quien también lo intentó adelantar, pero fue víctima de un contacto. El australiano salió del circuito, pero regresó para mantener su quinta posición.

Los comisarios ordenaron una investigación por el incidente. Ante el temor de ser sancionados, Mercedes le ordenó a Bottar regresarle la posición a Ricciardo. El finlandés aceptó la orden y en el último giro cedió el cuarto sitio al de Red Bull Racing, con lo que Bottas cerró con la quinta plaza.