El Mundial de las descalificaciones

La Federación Internacional de Atletismo (IAAF) ha sugerido que los atletas deberían entrenar más en pista cubierta para evitar descalificaciones como las que sufrieron este sábado el español Óscar Husillos y el dominicano Luguelín santos, que habían logrado el oro y la plata en 400 metros. El pasado viernes el costarricense Nery Brenes vivió la misma situación. 

Junto a la resolución por la que el Jurado de Apelación desestimó la reclamación española, la IAAF, saliendo al paso de las críticas por las numerosas descalificaciones, añade una nota en la que recuerda las particularidades de la pista cubierta, diferentes a las de aire libre especialmente en las curvas.

 

La curva es una zona especialmente complicada porque, recuerda, "afecta a la fuerza centrífuga cuando los atletas pasan de las curvas cerradas a las rectas". "Las descalificaciones han sido ratificadas utilizando la prueba videográfica de las infracciones", explica la IAAF.

A continuación, el organismo amonesta a los atletas: "Las carreras en sala son un tipo especial de competición y muchos atletas dedican muy poco tiempo a entrenar en pista cubierta", apunta antes de recomendar "una mayor adaptación a las diferentes pistas antes de las competiciones podría ser una forma de reducir estas infracciones". 

No obstante, la IAAF promete "hablar con los atletas y escuchar sus puntos de vista".

Descalificados todos los atletas de una misma serie

Resultado de imagen para Descalificados todos en Birmingham

El Mundial dejó el viernes una imagen para la historia del atletismo. Por primera vez, según confirma la IAAF, todos los contendientes en una serie han sido descalificados por infringir el reglamento. 

El hecho insólito ha ocurrido en la tercera serie de 400 metros, en la que los cinco atletas pisaron fuera de su calle. El jamaicano Steven Gayle, el catarí Abdalleleh Haroun, el letón Austris Karpinskis, el bahamés Alonzo Russell y el gran favorito, el granadense Bralon Taplin, pasarán a la historia por haber cometido una infracción múltiple sin precedentes.

No fueron los únicos descalificados. En la quinta serie también corrió igual suerte el costarricense Nery Brenes, campeón mundial de 400 metros bajo techo en 2012 con récord de los campeonatos (45.11), que también pisó fuera de su carril. Brenes partió por la calle tres con una marca de 46.50 este año, la tercera entre los cuatro contendientes, pasó en cabeza el 200 en 21.86 y venció sin problemas con un tiempo de 46.58 segundos, pero había invadido la calle interior y fue descalificado.