VIDEO: Mayweather insinúa que lucharía en artes marciales mixtas por $1000 millones

Revuelo generó Floyd Mayweather en sus redes sociales tras publicar un video al interior de un octágono, ring característico de las artes marciales mixtas (MMA, por sus siglas en inglés).

La imagen es un guiño importante ante una eventual revancha contra Conor McGregor, pero esta vez en su especialidad.

El video del boxeador norteamericano causó la reacción de Dana White, presidente de la UFC, y del propio luchador irlandés, quien publicó una foto con su hijo y comentó "Fuck the Mayweathers".

Recordemos que Mayweather venció por KOT en el octavo round a McGregor en agosto pasado, pero bajo las reglas del boxeo.

 

Retirado en 2015, Mayweather tenía una espina clavada: le faltaba una pelea para desempatar el récord que compartía con el mítico Rocky Marciano. Campeón en cinco categorías distintas (superpluma, ligero, superligero, wélter y superwélter), vio en la pelea con McGregor una oportunidad única: no sólo tendría la ocasión de alcanzar las cincuenta victorias, sino que habría la puerta a un saco de dinero. Eran la UFC y su luchador estrella, ni más ni menos.

Mayweather consiguió los dos objetivos que buscaba y, ahora, varios meses después, no cierra la puerta a nuevos desafíos. Parece definitivo que ha cerrado a cal y canto la puerta del boxeo, pero parece apuntar a un nuevo reto a través de sus redes sociales: primero, colgaba en Instagram una foto del momento en el que derrotaba a McGregor; horas después, dos vídeos sobre un octógono -en los que ha desactivado los comentarios-, con una sola nota: "Ven con el Rey, mejor no te lo pierdas...".

Por si fuera poco, el púgil norteamericano lanzaba este globo sonda poco después: “La UFC me llamó y me dijeron que volviese. Puedo hacerlo. Si quiero, puedo volver haciendo UFC, puedo ir a luchar al octágono. Tengo una oferta y podría hacer un trato de tres o cuatro peleas en el octágono para ganar 1.000 millones de dólares. Soy el mejor de todos los tiempos. No quiero escuchar a nadie decir que hay otro mejor. A día de hoy, soy el mejor atleta de todos los tiempos. No hay nadie mejor que yo”. 

¿Está Mayweather dejando caer que habrá revancha del 'combate de los 1.000 millones'? Si es así, sus declaraciones dejan claro que su intención es hacerlo a través de la UFC. O, lo que es lo mismo, parece que su intención es regresar al deporte de elite, pero en este caso a través de las artes marciales mixtas. Mayweather es un experto en el dominio de sus puños, de la esquiva y en la velocidad de pies... pero podría ser un suicidio meterse a pelear con sus piernas.

Y no sólo por las patadas, sino en especial por las técnicas de sumisión, de luxación o de estrangulación, a las que Mayweather está poco o nada acostumbrado. ¿Sería capaz de adaptarse a este nuevo deporte en un corto -y razonable-periodo de tiempo? Lo cierto es que la UFC requiere un duro entrenamiento de años y, todo lo demás sería una verdadera locura: meterse a competir en un mundo tan exigente somo este sin una preparación adecuada podría incluso poner en riesgo su propia vida.

Mayweather no sería el primer boxeador que se mete a la UFC, pero todos han contado con una carrera exitosa. Nombres como James Toney, Ray Mercer, Ricardo Mayorga o Heather Hardy probaron suerte, pero incapaces de repetir en el octógono sus logros del cuadrilátero. Eso sí, otros como Holly Holm, Eric Esch, Marcus Davis o Chris Lytle no solo llegaron a compaginar ambos deportes, sino que lograron hacerse un nombre dentro de las artes marciales.

Ahora, el boxeador norteamericano parece que está dispuesto a dar un paso al frente en busca de nuevos retos. ¿Se atreverá a dar el paso hacia la UFC, como el mismo confirma o, por el contrario, sólo es un cebo en busca de una revancha con McGregor? De momento, el luchador norteamericano no renuncia a la posibilidad de competir en un deporte que poco o nada tiene que ver con el boxeo: ¿decisión suicida o un acierto? Sólo el tiempo lo podrá determinar.