Blindaje extremo en Maratón de Nueva York

Autoridades estadounidenses con la guardia en alto por celebración del Maratón de Nueva York

Nueva York se prepara para que los amantes del running disfruten seguros del famoso maratón que se estima reúna a 2,5 millones de personas, pocos días después del atentado que dejó ocho muertos en Manhattan durante la festividad de Halloween.

La policía local encabezará un gran operativo para vigilar en tierra, desde el aire y frente a las costas de Manhattan, el célebre Maratón de Nueva York.

Este evento sugiere todo un desafío para los corredores, pero más para las fuerzas de seguridad, ya que es un evento muy próximo al atentado terrorista del pasado martes.

Se espera que 2,5 millones de personas sean testigos de la prueba atlética que recorrerá 42 kilómetros a través de los cinco distritos de la ciudad, desde Staten Island hasta Central Park.

“Este domingo va a haber un maratón seguro y muy especial”, afirmó el alcalde Nueva York, Bill de Blasio, para explicar los preparativos dispuestos para garantizar la seguridad del maratón.

“El ataque del martes no va a cambiar quienes somos”, enfatizó el funcionario.

No obstante, el escenario no es nada tranquilizador. Perros olfateando, camiones llenos de arena, policías realizando rondas, entre otras medidas, reciben a las personas que se acercan a las rutas del maratón.

La cantidad de efectivos no fue revelada, pero se calcula que son miles los que velarán por la seguridad de los asistentes (tanto uniformados como vestidos de civiles) a lo largo del recorrido por los cinco vecindarios de la ciudad, entre Staten Island y Central Park.