Rafael Nadal vence a Kyrgios y se proclama campeón en Pekín

El español Rafael Nadal venció por un inapelable 6-2 y 6-1 al australiano Nick Kyrgios, octavo cabeza de serie, para hacerse con el Abierto de China, 12 años después de lograrlo por primera vez y en las mismas instalaciones en las que ganó el oro olímpico en 2008.

Ante un Kyrgios iracundo, que protagonizó varios desplantes durante todo el partido y que fue penalizado por sus continuas protestas, Nadal sólo tuvo que mantener la cabeza fría, jugar el gran tenis que ha desplegado casi toda la temporada y esperar que el australiano se desquiciara para hacerse con su victoria 61 este año.

Kyrgios, de 22 años, golpeó vallas, lanzó raquetas, se lanzó hacia la red durante uno de los servicios de Nadal y aumentó su fama de "enfant terrible" del tenis actual.

El español, mientras tanto, cedió el protagonismo al lamentable espectáculo del australiano y se dedicó a ser infalible en el saque -no perdió ni un solo servicio y sólo tuvo cuatro bolas de rotura en contra-, a estar muy sólido desde el fondo de la red y a resistir cuando hizo falta los potentes cambios de ritmo de Kyrgios.

El australiano intentó a la desesperada lograr puntos de saque directo, después de haber sido en el actual torneo el que más "aces" ha conseguido (54), pero eso derivó en muchos puntos perdidos por doble falta (hasta tres consecutivos, entre el final del primer set y el principio del segundo).

Aunque la sangre caliente suele traicionar al australiano -que no gana torneos desde hace exactamente un año, en Tokio-, lo cierto es que suele crecerse ante grandes adversarios, y ya ha sido capaz de ganar en anteriores partidos a los "big four" del tenis actual (Nadal, Roger Federer, Novak Djokovic y Andy Murray).

Con Nadal, Kyrgios se había enfrentado hasta ahora en cuatro ocasiones, y hasta el momento la balanza estaba nivelada con dos victorias para cada uno, aunque las del australiano han sido en encuentros de alto voltaje (Wimbledon en 2014 y el Masters 1000 de Cincinnati este año).

El Abierto de China es el sexto título que el tenista balear logra este año (tras Roland Garros, el Abierto de EEUU, Montecarlo, Barcelona y Madrid) y el número 75 de su carrera, lo que le deja a dos de superar a la retirada estrella estadounidense John McEnroe (con 77 títulos), cuarto jugador de la historia con más triunfos.

Lo ha conseguido, además, después de haber salvado dos bolas de partido en contra en su primer asalto, ante el francés Lucas Pouille, que a la postre ha sido el compromiso más complicado del abierto.

Para Nadal, que en Pekín ganó el Abierto de China en 2005 ante el argentino Guillermo Coria, el Centro Nacional de Tenis de la capital china es un lugar de grandes recuerdos, puesto que fue aquí (aunque no en la pista central donde jugó hoy, que aún no existía entonces) donde ganó el oro olímpico ante el chileno Fernando González.

El manacorí, de 31 años, es el segundo jugador que gana un torneo ATP en el mismo lugar donde ha conseguido una oro olímpico individual, después del británico Andy Murray, campeón en Londres 2012 y, en la misma ciudad, del torneo de Wimbledon de 2013.