La realidad de la audiencia de la NFL en guerra con Trump

Resultado de imagen de audiencia nfl

El fútbol americano es el deporte más popular de EE.UU a pesar de que Donal Trump diga que ya no es lo mismo. Encuestas realizadas desde 1985 por The Harris Poll así lo demuestran. La última de ellas, publicada en el 2016 con datos recogidos hasta diciembre del 2015, revela que el 33% de estadounidenses (unas 106,6 millones de personas aproximadamente) lo eligen como su deporte favorito. 

Y la diferencia no es corta. El segundo en el ránking, el béisbol, está 18 puntos por debajo (con 15%). Además, y como si fuera poco, el número de personas que eligen al deporte de los cascos y la pelota ovalada muestra un crecimiento del 9% en los últimos 32 años. 

Teniendo clara la preferencia, pasemos a la taquilla. Según la página Pro Football Reference, el año pasado 17'788.671 personas compraron un boleto para ver un encuentro de fútbol americano en la temporada regular. 

En lo que va del 2017 -considerando que solo se han jugado 2 de las 17 semanas de la temporada- la cifra es de 2'138.055. Si comparamos el mismo periodo en ambos años veremos una reducción de cerca del 5% (113.243 espectadores).

Ante esto, el sitio especializado en 'fact-checking' Politifact apunta que la muestra es demasiado limitada como para determinar una reducción o aumento concretos y que se debe tomar en consideración que durante la primera semana de la temporada 2017 el huracán Irma impactó en EE.UU. 

Politifact también sugiere que si Trump se refería a la temporada 2016, donde se registró una fuerte caída en el ráting de los partidos de la NFL, la asistencia a los estadios incrementó en un 3% en comparación al año 2015. 

Si analizamos la sintonía obtenida por las transmisiones de fútbol americano en el 2016, según ESPN, esta cayó en un 8%. 

Sin embargo, este factor tampoco nos permite determinar un marcado desinterés de los estadounidenses. 

Tal como apunta el editor en jefe de Sports Media Watch a Politifact: "Es importante ver que la NFL no está decayendo mientras otras ligas crecen. Los rátings del Nascar están en el sótano ahora mismo. La NBA tuvo uno de sus juegos menos vistos en la historia el último año... Es un fenómeno de toda la industria y la NFL no es inmune".

Las teorías que intentan explicar este fenómeno son infinitas: desde las nuevas plataformas de transmisión como Twitter o la cobertura de la campaña presidencial, hasta actos como la protesta de Colin Kaepernick hincando la rodilla en el piso durante el  himno estadounidense en señal de rechazo al abuso policial contra la comunidad afroamericana. 

Sin embargo, estas teorías parecen no frenar a los patrocinadores. Según la web especializada en análisis de patrocinio IEG -parte de la compañía WPP- en el 2016 los 32 equipos de la NFL recibieron un total de US$1.25 mil millones de ingresos por publicidad. 

Comparándolo con el año anterior se puede ver un crecimiento del 4.3% en los ingresos por patrocinio. 

Ante esto, William Chipps, editor principal del reporte de IEG, dice que: "La NFL se mantiene como el líder indiscutible en el mercado de deportes de EE.UU., aunque la disminución en los rátings y controversias fuera del campo están comenzando a preocupar a los patrocinadores".

Con tantos contrastes, parece que el presidente Trump se apresuró un poco al decir que este deporte "ya no es lo mismo que era antes". 

Fuente: Diario El Comercio