Nicaragüense “Chocolatito” González dice estar listo para el retiro

Román 'Chocolatito' González aseguró estar preparado para colgar los guantes tras sufrir la segunda derrota de su carrera al ser noqueado de forma contundente el sábado en la noche en el StubHub Center de Carson, California.

González, alguna vez considerado el mejor boxeador libra por libra, debutó como profesional en el 2005 y tiene apenas 30 años de edad.

“Estamos cerca de retirarnos, ya hice lo que tenía que hacer. Gané títulos mundiales y no le dediqué mucho tiempo a mi familia, a mis hijos, ellos están muy pequeños y me necesitan”, dijo González en una entrevista con el periodista Levi Luna del periódico La Prensa.

El púgil nicaragüense, que ha ganado títulos mundiales en cuatro divisiones de peso, experimentó el primer nocaut en su contra a manos del tailandés Srisaket Son Rungvisai en una pelea de revancha que fue el evento principal de la cartelera denominada Superfly.

En el cuarto round de la pelea, 'Chocolatito'  fue en dos ocasiones a la lona después de ser conectado de lleno por una derecha de Rungvisai. En la segunda caída González ya no puedo reincorporarse. Al término del evento fue llevado a un hospital de California como medida de precaución, le hicieron varios exámenes médicos para descartar cualquier lesión grave. González volvió a su habitación de hotel alrededor de las 3 de la mañana del domingo.

“Lo importante es que estoy bien de salud”, expresó González, quien hasta este momento no ha hecho un anuncio formal sobre su retiro, pero la idea de alejarse de los cuadriláteros no sólo tiene que ver con el par de derrotas que ahora lleva en su récord, sino con las ganas de querer pasar mayor tiempo a lado de su familia.

“Al final decide Dios, no uno, pero estoy listo para retirarme del boxeo. Voy a sentarme con mis hijos. Ellos van a tomar la decisión. Si un día llega a pasarme algo malo, ellos son los que quedan solos”, agregó el peleador nacido en Managua.

“Yo no quise fallar, así es el boxeo (…) Siento que le quedé mal a mi pueblo, a Nicaragua, a la gente que me vino a ver pelear.”