VIDEO: Tailandés noquea en cuatro rounds al nicaragüense "Chocolatito" González

El boxeador nicaragüense Román "Chocolatito" González falló en su búsqueda de recuperar el título supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) al ser noqueado en el cuarto round por el tailandés Srisaket Sor Rungvisai, que realizó con éxito su primera defensa.

En el pleito estelar de la función “Superfly” que se realizó en el StubHub Center de Carson, California, el “Chocolatito” González sufrió dos caídas en el cuarto asalto para ser noqueado al 1:18 minutos, además de sufrir el segundo revés de su carrera y de forma seguida.

Tras caer a la lona luego de los brutales impactos, Román requirió atención sobre el ring y tardó algunos minutos en levantarse e irse entre aplausos de la afición, un tanto incrédula, que acudió a apoyarlo.

Román advirtió desde los días previos que debía cuidarse de la cabeza del asiático y en el primer round se quejó con el réferi de un cabezazo. El tailandés parecía decidido a todo y atacó desde el inicio.

Ninguno cedió y protagonizaron intercambios que provocaron los gritos de la gente, prácticamente todos a favor de Román y el “Chocolate, Chocolate”, además del “Nicaragua, Nicaragua”, así lo confirmaban.

Pero en el cuarto asalto llegó la desilusión para todos los seguidores de Román, luego de que Sor Rungvisai conectó derechazo que mandó a la lona al ex campeón mundial.

Se puso de pie, pero el monarca no desaprovechó su momento y se lanzó decidido a todo y le repitió la dosis, otro derechazo al rostro que fue letal para terminar con la pelea y ver a Román como nunca se le había visto en el ring.

El pugilista tailandés, quien se coronó en marzo tras quitar el invicto a Román, hoy le provocó su segunda derrota y mejoró su récord a 44-4-1, 40 nocauts, mientras que el “Chocolatito” tiene registro de 46-2-1, 38 por la vía rápida.

Con el triunfo de Srisaket y de forma previa del mexicano Juan Francisco “Gallo” Estrada en pelea eliminatoria, se espera que ambos se enfrenten en su siguiente pelea para disputar el cinturón supermosca verde y oro.