Leo Moreira busca sacar lo más rápido posible a su familia de Bolivia

Todavía no se sabe si se suspenderá o no el campeonato de fútbol 

Imagen

El portero costarricense Leonel Moreira y su familia han vivido en las últimas horas momentos de angustia por la crisis política-social que se vive en Bolivia tras la renuncia de Evo Morales a la presidencia. 

Fue por esa razón por la que el guardameta del Bolívar no pudo viajar a Costa Rica para incorporarse a la selección mayor.

“La situación para salir del país esta complicada, todo está cerrado. Estamos tratando de busca vuelos para sacar a la familia y salir lo más rápido posible de acá”, comentó Moreira en una entrevista al diario La Nación. 

Leo inclusive conversó con un representante del Pachuca, club mexicano dueño de su ficha, buscando una solución. 

¿Qué pasará con el fútbol? 

El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas, planteó este  alargar hasta Año Nuevo el torneo Clausura, que lleva cinco fechas suspendidas por la crisis en Bolivia.

Salinas afirmó que la próxima semana se espera una reunión del Consejo Superior de la División Profesional de Fútbol Boliviano para analizar la situación.

La última jornada se disputó justo antes de las elecciones del 20 de octubre, tras la que se desencadenó una crisis política y social en Bolivia que llevó a suspender cinco fechas seguidas del torneo.

"No es no más decir: suspendamos. Nos vamos a ganar una serie de problemas y, por lo tanto, para llegar a una decisión consensuada con los catorce clubes hay que analizar varios aspectos, conversar con mucha calma, sin apresurarnos para nada, buscando que se siga con el campeonato", declaró.

Salinas planteó "tratar de comprimirlo (el torneo) lo más que se pueda para llegar jugando, con el último partido, hasta Año Nuevo".

Afirmó que la Conmebol advirtió que sería una 'locura' si la FBF decidiera suspender el campeonato.

Una de las opciones puede ser aprovechar la cancelación de amistosos previstos por Bolivia en Chile y en Panamá para reprogramar jornadas del torneo local para que el campeonato acabe entre Navidad y Año Nuevo".

"Prefiero decirle a la afición deportiva que la mejor decisión se tomará la próxima semana, ahí veremos qué sucede", añadió.

Ya van cinco fechas que se suspenden de forma consecutiva en Bolivia, cuyo torneo estaba programado inicialmente en 26 jornadas hasta el próximo 11 de diciembre.

Los amistosos de la selección boliviana previstos el 15 y 19 de noviembre con la chilena y la panameña, respectivamente, fueron suspendidos por la convulsión social que atraviesan Bolivia y Chile.

Bolivia vive días de tensión después de las elecciones generales del pasado 20 de octubre, con huelgas ciudadanas y bloqueos callejeros pues la oposición y movimientos cívicos denuncian fraude en los comicios que dieron la victoria al presidente Evo Morales.