Keylor Navas también fue enviado a la banca en la Champions

EN TRES JUEGOS REGISTRAN DOS VICTORIAS Y UNA DERROTA

Finalmente ocurrió. Keylor Navas fue enviado a la banca también en la Liga de Campeones de Europa. El tico, ahora bajo el mando del técnico Santiago Solari, decidió poner al belga Thibaut Courtois bajo los tres tubos en el juego ante Viktoria Plzen.

Previa

El Real Madrid de Santiago Solari afronta este miércoles en casa del Viktoria Plzen (2 pm de Costa Rica), en la cuarta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, un nuevo examen tras aprobar los de LaLiga Santander y la Copa del Rey, en un duelo en el que el conjunto blanco espera encarrilar su camino hacia octavos de final en la competición continental.

Si en el torneo del 'k.o.' no tuvo problemas para golear al Melilla (0-4), el preparador argentino sí pasó apuros el pasado sábado en su estreno en el Santiago Bernabéu ante el Real Valladolid (2-0); sólo la salida de Vinicius, el olvidado de Julen Lopetegui, oxigenó al equipo y le permitió olvidar cinco jornadas consecutivas sin ganar en liga.

Ahora, Solari espera que el equipo mejore sus prestaciones en la gran asignatura anual para el club madridista, la 'Champions'. En el Doosan Arena, el conjunto blanco volverá a toparse con un rival que ya plantó cara en Madrid (2-1) con un tanto de Hrosovsky que amenazó con acabar con la tranquilidad de los locales en el último tramo del encuentro.

Tras el tropiezo en Moscú en la segunda jornada (1-0), el Real Madrid necesita no fallar si quiere acabar la primera fase en lo más alto del Grupo G. Ahora mismo, la AS Roma, a la que los de Lopetegui golearon en el estreno (3-0), comanda la clasificación con los mismos seis puntos que otorgan la segunda plaza a los madridistas.

Si ganan y los 'giallorossi' caen en la trampa del Arena CSKA, se pondrían líderes a falta de dos fechas. Las buenas sensaciones podrían hacer, incluso, que Solari pasase de ser técnico interino a entrenador confirmado hasta final de temporada.

Como en LaLiga, el preparador argentino deberá constituir una defensa de mínimos debido a las bajas de Dani Carvajal, Raphaël Varane, Jesús Vallejo y Marcelo. Así, el capitán Sergio Ramos y Nacho serán la pareja de centrales, con Álvaro Odriozola por la derecha y Sergio Reguilón, que cuajó un magnífico partido ante el Valladolid, como ocupante del lateral izquierdo.

La gran duda será si Solari mantendrá la rotación en la portería. Con Julen Lopetegui, el belga Thibaut Courtois formaba bajo palos en LaLiga y el costarricense Keylor Navas lo hacía en 'Champions', una manera de contar con los dos guardametas en forma. Así, el entrenador blanco podría conservar los galones de Navas en Europa.

Mientras, Casemiro, Kroos y Modric soportarán el peso del juego y, arriba, Gareth Bale y Karim Benzema podrían estar acompañados por Isco, suplente ante los pucelanos, que sustituiría a un Marco Asensio que se marchó silbado del pasado encuentro liguero. En la lista para el duelo, figuran además Javi Sánchez, Marcos Llorente y la gran sensación de los últimos días, Vinicius.

El brasileño se estrenó como goleador, gracias a un rebote sobre un defensa del Valladolid, el pasado sábado, con una actuación que desatascó al equipo y que despertó las esperanzas de la afición. "Le dije que se atreva, que encare y que defienda, que es lo que sabe hacer. Vinicius tiene 19 años; es uno más de la plantilla con sus virtudes evidentes y sus defectos evidentes, por su edad. Le falta maduración", explicó tras el partido Solari, que no podrá contar con Mariano Díaz, que padece una lesión en el bíceps femoral.

UN RIVAL QUE YA ASUSTÓ EN EL BERNABÉU

Enfrente, el Real Madrid se encontrará con un Viktoria Plzen que sólo ha sumado un punto en la competición continental, logrado en el debut ante el CSKA (2-2). Así, ostenta la posición de colista y es el rival más goleado del grupo con nueve tantos en tres partidos.

A pesar de todo, los de Pavel Vrba ya dieron el susto en el Bernabéu y echarán el resto para tratar de seguir vivos en el torneo. En la actualidad, son colíderes de la liga checa empatados a 34 puntos con el Slavia Praga.