En España puntualizan desplome del Madrid en la Liga y Navas se salva

Resultado de imagen para real madrid keylor navas 2017

Navas tapó un penal en empate del Real Madrid 2-2 de visita contra el Celta

El Real Madrid, equipo donde milita el costarricense Keylor Navas, en la liga española se encuentra a 16 puntos del líder Barcelona. Unos números impropios para el actual campeón de Liga y de la Champions League. La prensa deportiva ibérica, entre lo poco que destaca del conjunto merengue, es el rendimiento del guardameta tico. 

“La realidad en el último partido en Vigo es que sólo Bale y Keylor Navas se salvaron del naufragio”, publicó el sitio web sportyou.es. 

Diario El Mundo por su parte mencionó: “La buena reacción en un parpadeo, con dos goles de Gareth Bale, dio paso en la segunda parte a un bloque sin fuelle. «Necesitamos jugar mejor. No es el portero. Es el equipo el que no va bien. Cuando ganamos, ganamos todos y cuando perdemos, perdemos todos», respondió Casemiro camino de los vestuarios, cuando le recordaron que su entrenador había cerrado la puerta a Kepa el día anterior. Esa apuesta es de las pocas que le salió bien a Zidane en Vigo, con Keylor parando un penalti a Iago Aspas”.

Aquí las notas 

¿Qué le sucede al equipo de Zidane a estas alturas de la temporada?

El equipo blanco se desangra pese a que tanto su entrenador como los jugadores niegan la mayor. Ni bajón físico, ni problemas futbolísticos, ni falta de actitud… Pero una cosa es el discurso proteccionista desde dentro y otra cosa lo que le está sucediendo al equipo. La realidad en el último partido en Vigo es que sólo Bale y Keylor Navas se salvaron del naufragio.

El análisis de Balaídos ante el Celta sirve para entender muchas cosas. La primera es que el equipo no está jugando bien y por lo tanto no está haciendo goles. Sólo falta con echar un vistazo a los números que están dando Cristiano Ronaldo y Karim Benzema como para encontrar una de las claves del desplome. Bale, con muchos menos partidos, lleva los mismos goles que el nueve blanco.

Otro detalle a tener muy en cuenta es el bajón físico de jugadores importantes como Modric o Kroos. Ahora mismo es transparente el problema que arrastran en la zona de creación. Están ‘tiesos’ y lo malo para Zidane es que ahora mismo no hay futbolistas en el banquillo que se acerquen a su nivel. Antes, un jugador como James Rodríguez les servía de acicate para mantener un nivel de forma.

Ya se sabe que el Madrid encaja goles, algo que se ha convertido en dogma en las últimas temporadas. Además, el estado de forma que presenta Marcelo es preocupante. Desde que se lesionó no ha levantado cabeza y lo peor es que el recambio fichado para hacerle sombra, Theo Hernández, de momento ha arrojado más sombras que luces.

En medio de este galimatías, la unidad b no ha rendido al mismo nivel que la pasada temporada. Y eso hace que los teóricos titulares vivan y se entrenen tranquilos a sabiendas de que tienen el puesto asegurado porque la competencia no existe.

También Zidane tiene mucha culpa de lo que le está sucediendo al equipo. Hasta cierto punto es lógico que mantenga su apuesta por los que le han llevado hasta lo más alto, pero cada día que pasa es más visible la poca cintura que tiene cuando los partidos se ponen cuesta arriba. Una cosa es montar un once y otra cosa cambiar el desarrollo de los encuentros con la toma de decisiones.

La última temporada de Mourinho (Diario El Mundo) 

No llevaba tan mala vida en la Liga el Real desde el último curso de Mourinho, a 16 puntos también entonces tras 18 jornadas. En la actual ha perdido ya casi los mismos puntos (19) que en toda la anterior (21), dato que refleja el pobre rostro exhibido desde aquel empate ante el Valencia, a finales de agosto, en el primer partido en casa del campeonato. Si no despierta pronto, su objetivo principal será garantizar una de las tres plazas que dan acceso directo a la Champions. Nada más. Así de cruda se le ha quedado la Liga al ganador de cinco trofeos en 2017. Los números no le salen porque no gana a domicilio desde el 14 de octubre y en el Bernabéu lleva los peores números de este siglo.

Un día después de la defensa de Zidane a su vestuario, recordando que no necesita ni llegadas ni salidas en el mercado de invierno (tras el empate insistió en la idea), su Madrid firmó otro partido a medias, despistado en muchos tramos, sin crear el fútbol necesario y muy frágil en defensa. Se le hicieron muy largos los 90 minutos en Balaídos. Como sucedió en el clásico, se hundió en la segunda parte. «No hemos podido salir con el balón, hemos perdido muchos balones fáciles. Hay que analizar. Tengo que detectar el problema. No jugamos con regularidad. No tenemos la confianza suficiente para jugar 90 minutos bien», analizó el entrenador francés.

La buena reacción en un parpadeo, con dos goles de Gareth Bale, dio paso en la segunda parte a un bloque sin fuelle. «Necesitamos jugar mejor. No es el portero. Es el equipo el que no va bien. Cuando ganamos, ganamos todos y cuando perdemos, perdemos todos», respondió Casemiro camino de los vestuarios, cuando le recordaron que su entrenador había cerrado la puerta a Kepa el día anterior. Esa apuesta es de las pocas que le salió bien a Zidane en Vigo, con Keylor parando un penalti a Iago Aspas.

Fuente: sportyou.es – Fuente: Diario El Mundo