El extraño motivo por el que las mujeres de la realeza británica no se desabrigan en público

Desde la reina Isabel II a Kate Middleton, pasando por Meghan Markle, deben esperar a que no haya reporteros para quitarse una prenda.

El extraño motivo por el que las mujeres de la realeza británica no se desabrigan en público

Las mujeres de la familia real británica jamás se quitan ni se desabotonan los abrigos en público por una extraña regla que forma parte del protocolo de la realeza, según recoge la revista británica OK!

Así, las fotografías tomadas por los reporteros durante los eventos y visitas oficiales de la reina Isabel de Inglaterra, al igual que en el caso de Kate Middleton, esposa del príncipe Guillermo y duquesa de Cambridge, o Meghan Markle, la prometida del príncipe Harry, muestran a estas mujeres con sus abrigos puestos durante la jornada completa, ya sea al aire libre o en lugares cerrados.

Lejos de ser una casualidad, se trata de una tradición: se considera 'impropio de una dama' quitarse o desabrocharse la ropa delante del público. De esta manera, las mujeres de la nobleza del Reino Unido deben esperar, cuando menos, a que no haya reporteros presentes.

Las limitaciones que recaen sobre las integrantes de la realeza británica incluyen no usar esmalte de uñas de colores llamativos, prescindir de las redes sociales y usar joyas reales solo después de contraer matrimonio.