Aparece muerto el cuñado de Gareth Bale

Imagen relacionada

Gareth Bale y su prometida, Emma Rhys-Jones, están pasando por unos de los momentos más duros de su relación. El cuñado del futbolista del Real Madrid, Alexander Williams, fue hallado muerto el pasado miércoles a los 29 años de edad.

El joven apareció muerto en la casa de sus padres en las primeras horas de la mañana del miércoles pasado, según publicó el portal Wales Online. Las razones de la muerte no están claras, ya que se trataba de un joven sano y con un trabajo estable en la sala de exposición de automóviles de su padre en Cardiff.

Por estas razones, la policía de la localidad confirma que está investigando el suceso. No obstante, estas fuentes han querido dejar claro que la muerte "no está siendo tratada como sospechosa" y el forense "ha sido informado" de esta hipótesis. 

Como era de esperar, esta noticia ha sido un duro golpe para la pareja, que se encontraba planeando su boda. Tanto Emma como Gareth se encuentran "devastados" por esta muerte. La prometida del futbolista ya ha volado a Cardiff desde España para consolar a la ex modelo Katie, la pareja del fallecido con el que tuvo dos hijos. 

Prueba de fuego para la relación

Este doloroso episodio promete ser una prueba de fuego para la pareja, que anunció su compromiso el pasado 17 de julio. Ambos se han mostrado muy ilusionados con el compromiso a través de sus redes sociales, donde comparten su alegría con sus seguidores. 

Los jóvenes se conocieron cuando todavía eran estudiantes, a comienzos del año 2000. Desde ese momento comenzó un romance que dura ya más de 15 años y en el que ella no se ha separado de su lado, manteniendo un perfil bajo, solo dando ocasionales muestras en las cuentas de Instagram y de Twitter. 

Según diferentes fuentes, ella estuvo trabajando como peluquera en Cardiff mientras Bale se ganaba un nombre en el ambiente del fútbol, algo que duró poco. Ahora, con una posición económica mucho más asentada, la pareja ya tiene dos hijos, Alba y Nava, y están organizando la boda. 

Fuente: Diario El Español