El papa Francisco invitó a cenar a 20 reos y dos se fugaron

Dos presos italianos, integrantes de un grupo de 20 reos a los que el papa Francisco invitó a almorzar con él en Bolonia, aprovecharon la tesitura para darse a la fuga, según han hecho público este miércoles distintos medios del país. 

Los hechos tuvieron lugar el pasado 1 de octubre, cuando el pontífice se desplazó a la ciudad del norte de Italia.

Los dos fugados estaban en un centro especial de Modena para reos considerados socialmente peligrosos y toxicómanos.  No está claro si la fuga se produjo antes o después del almuerzo.

El papa Francisco suele reunirse con presos en sus viajes y preocuparse de su situación, dentro y fuera de Italia, mostrando un interés especial en este colectivo.

También ha rechazado con frecuencia (la última vez esta misma semana) la pena de muerte que asegura que es "una medida inhumana que humilla la dignidad personal".