El auto show de Frankfurt vislumbra el futuro de la movilidad urbana con carros eléctricos

Muchas novedades en el Salón del Automóvil de Fráncfort que ayer abrió sus puertas en su primera jornada reservada a los medios de comunicación. Un salón en el que se pueden ver muchas novedades interesantes pero en el que todo lo realmente importante son los vehículos eléctricos y los prototipos futuristas equipados con conducción autónoma completa (nivel 5).

Parece que en el mundo del automóvil en estos momentos no hay más que una palabra importante, electrificación. En los pabellones de Fráncfort se habla de fechas, de cuándo llegará tal o cual modelo eléctrico, pero sobre todo de cuándo las marcas dejarán de hacer coches de gasolina o diesel para centrarse en los eléctricos. Pero dentro de todo el panorama internacional, sin duda los más implicados con el coche eléctrico son los fabricantes alemanes.

Y por ello estas marcas germanas son los que más han hablado de estos vehículos, ya sea en forma de coches de serie y, sobre todo, como prototipos. Por ello, para este primer reportaje sobre el Salón de Fráncfort nos vamos a centrar en lo que Mercedes, BMW o las marcas alemanas del grupo Volkswagen han mostrado.

Mercedes ha hecho un gran despliegue, como viene siendo habitual en este Salón. De hecho en su gran stand muestra más de cien vehículos, entre prototipos y coches de producción. Sin duda toda la atención en el stand se la ha llevado el Project One, un hypercar con tecnología que llega de la Fórmula 1 y con el que la marca celebra el 50 aniversario de AMG.

Se trata de superdeportivo biplaza que llevará a la carretera la última y eficiente tecnología híbrida de la Fórmula 1. Un híbrido de altas prestaciones con una potencia de 1.000 CV y que alcanza una velocidad punta superior a los 350 km/h. El prototipo es realmente espectacular y avanza lo que podría ser el primer coche de Fórmula 1 carrozado y autorizado para poder circular por carreteras abiertas al tráfico.

Mercedes S Coupé y Cabrio.

Mercedes S Coupé y Cabrio.

 

También como primicia mundial, el Fráncfort se expone el primer concept car totalmente eléctrico del segmento compacto de la marca "EQ", el Concept EQA. Bajo esta marca Mercedes ofrecerá vehículos eléctricos en el segmento compacto, haciendo así accesible la conducción eléctrica al gran público. También se muestra un vehículo de célula de combustible que además es híbrido enchufable. Se trata del todocamino compacto de la marca, el GLC, en su variante F-Cell EQ Power que aporta a las características de un vehículo movido por hidrógeno y cero emisiones, la posibilidad de enchufarlo cada noche en casa y poder reducir aún más el consumo de combustible, aunque sea hidrógeno.

También serán primicia en el Salón de Fráncfort los nuevos Clase S y sus variante Coupé y Cabrio, además de las variantes AMG de estos modelos. También una nueva versión de estos, el híbrido enchufable con hasta 50 km de autonomía. Y por primera vez el público podrá ver el nuevo Clase X, el primer modelo de tipo Pick-up comercializado por la marca de la estrella en su historia. Su diseño lleva claramente el sello de los SUV de la marca, lo que hace que el Clase X encaje con naturalidad dentro de su gama. Un vehículo, por cierto, fabricado en España.

Y si hablamos de la marca smart, integrada en el consorcio Daimler, el foco se pone en un prototipo de vehículo biplaza eléctrico, el smart Vision EQ, pensado para la utilización urbana y que como gran novedad es un vehículo autónomo. Vamos, por decirlo más claramente es el car2go del futuro, en el que no tendremos que conducir, solo habrá que esperar en la calle, un vehículo le recogerá y le dejará en el lugar elegido, sin tener que conducir ni aparcar ni nada parecido. Este nuevo vehículo, 100% eléctrico, se integra en la marca de modelos y tecnología eléctrica EQ de Mercedes.

En el caso de la marca BMW, ha mostrado un vehículo de serie muy importante como es el nuevo i3, un vehículo que supone el primer paso serio de BMW por el mundo electrificado. Un coche muy innovador, con un estilo muy diferenciado que aporta la movilidad cero emisiones pero sin renunciar a un aspecto clave en la marca bávara, la deportividad al volante. Es un modelo que acelera como un buen BMW y permite unas prestaciones brillantes pese a ser un coche eminentemente urbano y pensado para rodar de manera ecológica por el centro de la ciudad. La gran novedad de esta segunda generación del i3 es que aporta una variante de enfoque aún más deportivo, el i3s.

BMW Serie 6 Gran Turismo.

BMW Serie 6 Gran Turismo.

 

Ambos modelos incorporan la misma batería de iones de litio de 33 kWh. Pero en función de la versión incorporan un motor diferente. La variante pequeña, el i3, cuenta con un propulsor de 170 caballos, que proporciona 250 Nm de par motor. Con ello, sus prestaciones son de 150 km/h de velocidad punta, mientras que el 0 a 100 lo recorre en 7,0 segundos.

En cuanto a la gran novedad, el i3s, aporta un motor algo más potente, de 180 caballos, que también proporciona más par motor (270 Nm), lo que le permite mejorar las prestaciones hasta 160 km/h y 6,9 segundos en la prueba de aceleración. Lo más importante de este nuevo modelo es que además ofrece una estética más deportiva, sobre todo por sus dimensiones exteriores. Y es que tiene un centímetro menos de altura y cuatro cm más de anchura de vías, lo que le hace más bajo y ancho y por ello con un tacto más deportivo. Y para completar, también incluye en el selector de modos de conducción una opción Sport.

La otra novedad importante es el BMW i Vision Dynamics, un prototipo que avanza las líneas de un Gran Coupé de cuatro puertas y 100% eléctrico con 600 kilómetros de autonomía, una velocidad punta por encima de los 200 km/h y una aceleración de 0-100 km/h en 4 segundos.

La marca alemana ha hecho en Fráncfort un anuncio importante, y es que en 2025 ofrecerá 25 modelos electrificados de los cuales 12 serán puramente eléctricos. El BMW i Vision Dynamics es una muestra de cómo proyecta la marca el futuro de la movilidad eléctrica con un vehículo intermedio entre el urbano i3 y el deportivo i8, con una berlina cupé de cuatro puertas y la deportividad típica de los modelos bávaros.

BMW M5.

BMW M5.

 

Y ya que hablamos del grupo BMW no podemos olvidar la marca Mini. Sus responsables han anunciado que tras el lanzamiento de la variante híbrida enchufable, en el año 2019 estará a la venta el primer Mini 100% eléctrico, que de momento en Francfort se ha visto en forma de un prototipo.

El nuevo modelo, que se fabricará en la planta británica de Oxford desde 2019, montará un sistema de propulsión eléctrico fabricado en Alemania y estará basado en la variante Mini de tres puertas, pero con una estética diferenciada, como su parrilla frontal cerrada al no necesitar refrigerar nada en su vano motor.

Por su parte Audi ha mostrado dos interesantes prototipos, Aicon y Elaine, ambos eléctricos pero en los que el objetivo es acercar la conducción autónoma a los usuarios. De hecho, ofrecen respectivamente niveles 5 y 4 de autonomía, lo que hace que el Aicon sea un coche que no necesitará ni volante ni pedales.

Con el Aicon, Audi muestra un nuevo concepto de diseño, de cuatro puertas con un habitáculo de 2+2 plazas muy innovador y también en su tecnología es un vehículo muy vanguardista. El Aicon está concebido como vehículo 100% eléctrico con una autonomía que la marca señala que estará entre 700 y 800 kilómetros con una sola recarga. Pero sin duda el punto clave es que será un vehículo completamente autónomo, con nivel 5, lo que permitirá que no tenga ni volante ni pedales.

Un gran coche, de 5,44 metros y 2,1 metros de anchura pero muy bajo para ofrecer un aspecto muy dinámico. En su aspecto mecánico, cuatro motores eléctricos con una potencia combinada de 354 caballos y un equipo de baterías que se podrá recargar al 80% en solo 30 minutos, según anuncia la marca alemana.

Audi R8 tracción trasera.

Audi R8 tracción trasera.

 

El otro prototipo de Audi en Francfort es el Elaine. En este caso es un SUV de aspecto cupé pero igualmente movido por electricidad para el que la marca explica que tendrá un nivel de autonomía de 4. Eso significa que estará preparado para poder circular solo para meterse en un aparcamiento, por ejemplo, y buscar su plaza libre, pero cuando terminemos nuestras gestiones solo tendremos que llamarle y vendrá a recogernos. Eso sí, tendrá pedales y volante. Este prototipo es el sucesor del e-tron Sportback y avanza lo que será el segundo modelo 100% eléctrico que la marca de los cuatro aros lanzará en los próximos años.

Y para terminar con un coche de producción, Audi también ha mostrado en Fráncfort una nueva e interesante versión de su deportivo más radical, el R8. Se trata del R8 V10 RWS cuya principal característica es que es un modelo de propulsión trasera. La tracción Quattro habitual en los modelos más deportivos de Audi deja su lugar a esta trasera para que los más puristas puedan disfrutar de una perfecta combinación, un motor de 540 caballos en posición central/trasera y una propulsión trasera. Solo se harán 999 unidades de este vehículo lanzado como una serie limitada.

Por lo que se refiere a la marca Volkswagen, también ha hecho un importante anuncio en este Salón en torno a la electrificación del automóvil y es que hasta 2030, el Grupo Volkswagen destinará 20.000 millones de euros a inversiones directas para la industrialización de la electromovilidad. Este dinero se invertirá en nuevos vehículos basados en dos plataformas eléctricas totalmente nuevas, en mejoras para las plantas y en formación de la plantilla, en infraestructura de recarga, en actividad comercial y de ventas y, por último aunque no por ello menos importante, en tecnología y producción de baterías.

Con ello, las marcas del grupo ofrecerán 80 nuevos vehículos eléctricos a los clientes en el año 2025. Sin duda es una apuesta muy fuerte la que hace el consorcio alemán, que va a poner en marcha una nueva estrategia de baterías al licitar un volumen de pedido global de más de 50.000 millones de euros para todas sus marcas.

Volkswagen T-Roc.

Volkswagen T-Roc.

 

“Todo ello con el objetivo de liderar la transformación de nuestra industria” según ha destacado el presidente del grupo Volkswagen Matthias Muller. Volkswagen electrificará la totalidad de su cartera de modelos en 2030, como tarde. Esto significa que, para entonces, cada uno de los 300 modelos del Grupo, contando todas las marcas y mercados, tendrá una versión eléctrica.

De momento, en el Salón de Fráncfort ha mostrado el I.D. Crozz, un prototipo que avanza un interesante todocamino compacto de aspecto muy deportivo por su techo en caída, lo que le da un estilo cupé. Líneas muy llamativas en un vehículo que demuestra el interés de la marca Volkswagen por la electrificación. Mecánicamente ofrece una potencia de 300 caballos gracias a sus dos motores eléctricos, lo que permite ofrecer el sistema de tracción a las 4 ruedas 4Motion. En cuanto a su autonomía, la marca anuncia que según el ciclo de homologación europeo NEDC podrá superar los 500 kilómetros. Un detalle interesante, para mejorar su rendimiento el vehículo tiene su velocidad autolimitada en 180 km/h. También ha mostrado en primicia para el público visitante el nuevo Volkswagen T-Roc el todocamino basado en la plataforma del Golf que este otoño estará a la venta en el mercado español.

Novedades de Porsche

Por lo que respecta a Porsche dos interesantes novedades, aunque en esta ocasión nada relacionado con el vehículo eléctrico. Por un lado el gran protagonista en el stand de la marca de Stuttgart es el nuevo Porsche Cayenne, la tercera generación del todocamino que combina el máximo dinamismo en carretera con unas posibilidades fuera del asfalto muy buenas.

Además, en esta ocasión se presenta una nueva variante, la que corresponde al Cayenne Turbo que por el momento es el tope de la gama. Un motor V8 de cuatro litros con doble turbocompresor y 550 caballos son sus credenciales. Sin duda un vehículo espectacular.

Y la otra novedad es una nueva versión del 911, en este caso el GT3 con el paquete Touring, un vehículo con el que poder disfrutar de un deportivo brutal pero con un aspecto exterior menos llamativo y con algo más de confort que la versión casi de carreras. En cualquier caso su motor de 500 caballos asegura la máxima diversión al volante.

Hemos dejado para el final la marca Opel, una compañía alemana pero desde hace unos integrada en el grupo francés PSA. En este caso las novedades principales de la marca se centran en la gama del Insignia, su berlina media renovada hace unos meses y a la que ahora se añaden nuevas versiones como un motor diesel biturbo de 210 caballos o una variante de carrocería todocamino basada en la versión familiar. Y por supuesto su nuevo todocamino compacto, el Grandland X, del que nuestros lectores ya tuvieron información hace algunas semanas y que como novedad se ha anunciado que ofrecerá una variante híbrida enchufable en 2018.