Olivia Newton-John y su dura realidad: “Consumo cannabis para aliviar el dolor”

Olivia Newton-John ha hablado por primera vez de su tratamiento contra el cáncer, una enfermedad de la que está siendo tratada por segunda vez. La protagonista de 'Grease' ha confesado los fuertes dolores que ha sentido además del miedo que tiene desde que le fuera diagnosticada la enfermedad.

La actriz ha revelado que durante las primeras semanas de tratamiento no podía apenas caminar y, aunque ahora ha sentido una mejoría, sigue cansándose al poco tiempo de estar de pie. Una situación que le está consumiendo toda la energía y motivación: "Tengo que superar esto, lo tengo muy claro. Sé que me queda un largo camino y que va a ser muy complicado, así que os mentiría si os dijera que no tengo miedo. Pero por otro lado tengo la certeza de que lo voy a conseguir", aseguraba Olivia para un programa australiano, 60 minutes.

"Lo peor de todo son los niveles de dolor que tengo que sufrir con frecuencia. De verdad que intenté volver al trabajo, pero es que me suponía toda una agonía. Ahora puedo andar pero no puedo caminar grandes distancias. Durante un mes no podía ni moverme. Afortunadamente, a medida que me voy curando soy capaz de andar cada vez más", decía la actriz y cantante.

Al ser la segunda vez que Olivia se tiene que enfrentar al cáncer, ha asimilado la idea de que tenga que vivir con algún que otro contratiempo los próximos años:"Creo que voy a tener que lidiar con esto durante el resto de mis días, pero estaré bien y me ocurrirá como a todas mujeres que tiene cáncer de forma recurrente. Este es el tipo de reto que me ha puesto a mí la vida y lo sobrellevaré de la mejor forma posible".