París: un policía muerto y otro herido en un tiroteo

París ha sido la noche del jueves víctima de un nuevo tiroteo que, a falta de confirmarse que si se trata de un acto terrorista, ha sacudido a una ciudad, y todo un país que lleva más de dos años en estado de emergencia por la serie de atentados extremistas que han dejado más de 230 muertos. Un policía murió y otros dos resultaron heridos graves a causa de los disparos de un individuo en la avenida de los Campos Elíseos, la más conocida —y concurrida— de la capital francesa.

Según un portavoz del Ministerio del Interior, al menos un hombre llegó en horas de la noche a la zona en un vehículo, salió del coche y abrió fuego con un arma automática contra una patrulla de policía que estaba parada en uno de los laterales de la avenida. El agresor trató de huir de la escena a pie, pero fue “neutralizado”, según ha confirmado la policía. No está claro si había un segundo agresor.

Las fuerzas de seguridad están asegurando el vehículo del agresor, por si pudieran hallarse explosivos, de acuerdo con las informaciones oficiales.

El portavoz, Pierre-Henry Brandet, señaló que el ataque fue deliberado, pero advirtió de que todavía es demasiado pronto para hablar de un acto terrorista. Aun así, la sección antiterrorista de la fiscalía de París ha abierto una investigación, según medios franceses.

La prefectura de policía de París había avisado por las redes sociales de que hay una “intervención en curso” en la zona, llena de comercios y restaurantes, y ha pedido a los ciudadanos que “eviten la zona”. Múltiples agentes se han desplegado por la avenida, que ha sido evacuada y cortada totalmente al tráfico. Numerosas personas se encontraban en el momento del ataque en la zona, una de las más populares por el gran número de tiendas y restaurantes que alberga.

El primer ministro, Bernard Cazeneuve, se ha reunido con el presidente, François Hollande, en el Elíseo para seguir los acontecimientos, al igual que el ministro del Interior, Matthias Fekl. Se espera que Hollande haga unas declaraciones públicas tras la reunión de emergencia. Cazeneuve ha enviado un mensaje de condolencias al agente herido y a sus familiares, así como a sus "colegas heridos y a sus familiares".

El tiroteo tiene lugar a solo tres días de las elecciones presidenciales. El martes, dos presuntos terroristas fueron detenidos en Marsella, en una operación que según las autoridades francesas logró evitar un atentado "inminente" relacionado con la campaña electoral. Desde entonces, las medidas de seguridad han sido incrementadas en los actos de los principales candidatos presidenciales. La víspera, los que asistieron al mitin del candidato socialista, Benoît Hamon, en la céntrica Plaza de la República tuvieron que someterse a exhaustivos cacheos antes de acceder al recinto.

El ministro del Interior, Matthias Fekl, aseguró esta semana que se está haciendo todo lo posible para “asegurar la seguridad de los franceses y el desarrollo sin incidentes de la campaña electoral y la seguridad de los candidatos y sus sedes”. Además, recordó que en las jornadas electorales, el domingo y el 7 de mayo en segunda vuelta, se desplegarán 50.000 policías, gendarmes y militares por todo el país.