Por qué cada vez más gente se aleja de Facebook

Es el primer año que la consultora de la red social Facebook predice una caída en el número de usuarios entre los menores de 25 años: 5,8% entre los de 18 a 24 años y 5,6% entre los de 12 a 17 años.

A la red social le preocupa esta tendencia, que no se limita a esos grupos: también los adultos jóvenes se van. El escritor Brad Stulberg, de Oakland, California, tiene 31 años y la dejó en enero. Tras hacerlo comenzó a recibir unos cinco mensajes de texto por día, además de correos electrónicos diarios, “con notificaciones de cumpleaños que no había comentado o fotos de amigos que no había visto”, según Ad Age.

A él lo había afectado bastante “la negatividad que asolaba a Facebook” bajo la forma de agentes del Kremlin, sitios de noticias falsas y en general marketing, ya fuera del odio político o de sus preferencias personales. “El costo que pagué con salud mental me resultó demasiado”, dijo, y decidió apartarse un tiempo de la red social. Los intentos de llevarlo de vuelta le resultaron “sumamente irritantes”.

Ad Age citó el caso de otra persona de 31 años, que se dedica al negocio de la publicidad y prefirió la reserva de su nombre, quien decidió no cerrar la cuenta, porque a lo largo de los años la vinculó a muchas aplicaciones, pero sí borrar todas sus publicaciones de una década. 

“Lo hice para ver si había algo que podría extrañar, y no encontré nada de valor”, dijo. “Ni siquiera lo vi como un registro de algo”, a pesar de que diez años le parecieron un tiempo largo.

“Es difícil no ver a los usuarios desencantados y decepcionados”, escribió Sloane. Una simple búsqueda en Google, “dejar facebook”, arroja 36.900.000 entradas. En inglés, además de instrucciones paso a paso, hay muchas narraciones de esos usuarios.

En Reader’s Digest, por ejemplo, Charlotte Grainger, contó que cuando leyó una publicación de los propios investigadores de la compañía sobre el daño potencial de la red social a la salud mental, tomó la decisión. Llevaba meses de rumiando sobre la posibilidad de dejar las redes sociales (cerró también su cuenta de Instagram).

Resultado de imagen para gente se aleja de facebook

CNet comparó el vínculo con la red a una adicción al juego: “Cada día te levantas y viajas al casino atestado de Mark Zuckerberg. Llegas con la esperanza de encontrarte con caras amigas, pero todos los demás apostadores son gente que no te importa”. El usuario, como quien acciona una tragamonedas, espera ganar y pierde. “Pero regresarás en una hora: acaso tu suerte cambie”, escribió Sharon Profis para ilustrar que, según la edad, las personas pasan entre 6 y 7 horas por semana en sus feeds.

En Business Insider, Ben Gilbert explicó por qué dejó, luego de diez años, Facebook y Twitter. Luego de describir el modo en que se puede pasar tiempo sin darse cuenta en un feed, analizó: “Te dejaste llevar, como yo tantas veces, por las redes sociales, persuadido por tus emociones a reaccionar a algo que con casi completa certeza no tiene efecto real en tu vida. Es intrínseco al modo en que funciona el sistema”.

Hay también casos de celebridades. El comediante Jim Carrey publicó en su cuenta de Twitter: “Me deshago de mis acciones de Facebook y borro mi página porque Facebook lucró con la interferencia rusa en nuestras elecciones y todavía no hace los suficiente para detenerla. Invito a todos los demás inversores que se preocupen por nuestro futuro a que hagan lo mismo”.

Desde luego, Facebook comprende el problema y experimenta con diferentes acciones para enfrentarlo. Zuckerberg habló de hacer cambios para que los usuarios sintieran que su tiempo estaba “bien empleado” en la red y anunció medidas para “proteger nuestra comunidad del abuso y el odio”.