Bill Gates se lee 50 libros al año y anuncia sus recomendaciones para diciembre

Doceavo más rico en la historia de la humanidad
Las curiosidades del vegetariano de estadounidense de Seatle 

El multimillonario fundador de Microsoft, el estadounidense Bill Gates de 55 años, lee cerca de 50 libros al año y hoy es el hombre más rico del mundo con una fortuna superior a los $90 mil millones y tiene más de 41 millones de seguidores en twitter. Hoy nos recomienda los libros para leer en diciembre.

Sus libros recomendados para diciembre

“The Best We Could Do” (2017), de Thi Bui. Es una novela gráfica autobiográfica, que sigue la vida de una hija de refugiados vietnamitas que llegaron a los Estados Unidos después de la caída de Saigón en 1975.

'Evicted: Poverty and Profit in the American City' (2016), de Matthew Desmond. El autor y protagonista del libro es un sociólogo de la Universidad de Princeton, que pasa 18 meses viviendo en dos vecindarios en Milwaukee, Wisconsin. Uno de ellos en su mayoría de blancos y el otro principalmente de afroamericanos, con altas tasas de pobreza. En el texto el autor documenta las vida de los residentes, incluidos los propietarios y los inquilinos. Gates lo llama un “abrasador retrato de la pobreza estadounidense”.

 

'Believe Me: A Memory of Love, Death and Jazz Chickens'(2017), de Eddie Izzard. En esta memoria, Izzard escribe sobre cómo trabajó en sus luchas infantiles, aprendió nuevas habilidades y se convirtió en un comediante, actor, escritor, corredor y activista mundialmente famoso. Gates dijo que se conectó con el autor, aunque aparentemente no tengan nada en común, sin embargo, ese podría ser el objetivo de Izzard.

 

'The Sympathizer', de Viet Thanh Nguyen (2015).Se trata de una novela de ficción histórica, escrita por el ganador del Pulitzer. Trata de un doble agente vietnamita que espía a una comunidad de refugiados en Los Ángeles, en nombre del gobierno de Vietnam del Norte. El libro plantea los dilemas morales de la guerra de Vietnam desde la otra perspectiva...

 

'Energy and Civilization: A History' (2017), de Vaclav Smil. Es un recuento de la creación y evolución de los sistemas de consumo energético en la sociedad durante toda su historia. Este es uno de los temas preferidos de Bill Gates

Hoy es el hombre más rico del mundo con 90 millones de dólares

 

La fuerte revalorización del gigante mundial del software, que Bill Gates, el vegatariano estadounidense oriundo de Seatle, fundó en un garaje en la década de los 70 junto a Paul Allen, ha disparado a su vez la fortuna personal de su creador. Es el doceavo hombre más rico en la historia de la humanidad.

 

El patrimonio de Gates ha alcanzado el récord de 90.000 millones de dólares, cifra que representa alrededor del 0,5% del PIB de Estados Unidos, según los cálculos de Bloomberg.

 

Bill Gates no solo se afianza como el hombre más rico del mundo, sino que además va ampliando la brecha respecto a sus seguidores: el fundador de Inditex, el español Amancio Ortega, con una fortuna de 76.500 millones de dólares, o el magnate Warren Buffett, con 66.900 millones.

 

La favorable evolución de los títulos de Microsoft, que han subido más de un 30% en los últimos doce meses y han duplicado su precio en los últimos tres años, han tenido mucho que ver en el cada vez mayor enriquecimiento de Gates, pero no ha sido el único factor.

10 curiosidades que no sabías sobre Bill Gates

Bill Gates de adolescente, en la escuela secundaria

Algoritmo “interesado”: Cuando en la escuela secundaria de Lakesude fueron conscientes del enorme talento de Bill para la codificiación, le permitieron emplear los ordenadores para crear un horario de clases. El joven Gates alteraba ligeramente el código para que su clase se llenase de todas las chicas que le resultaban más interesantes. Además, creó una versión del juego Tic-tac-toe en un ordenador General Electric donde podías jugar contra la máquina.

Notas brillantes y abandono universitario: Bill Gates obtuvo la nota de 1590 sobre 1600 (un 9,93) en el SAT, el examen estadounidense de admisión universitaria. Sin embargo, como muchas otras grandes figuras emprendedoras y genios, decidió abandonar la Universidad de Harvard en 1975 para dedicarse de lleno a Microsoft. De hecho, nunca acudía a las clases a las que se inscribió, sino que se presentaba a cualquier curso que le gustara, y a pesar de ello, sacaba las mejores notas en los exámenes finales.

Conducción temeraria: Fue arrestado en una ocasión en Nuevo México en 1977, por conducir sin licencia y pasarse un semáforo en rojo. Parece que a Bill le gustaba bastante pisar el acelerador, ya que conducir de forma temeraria por el desierto de Albuquerque, cerca de las primeras oficinas de Microsoft, destrozó un Porsche 928 que le había prestado un amigo. Las reparaciones del vehículo tardaron un año.

Música indie pop de banda sonora: El emprendedor es un entusiasta de la música. La banda preferida que pone melodía a sus días es Weezer, aunque también ha afirmado en varias ocasiones que le encanta U2 y que está esperando a que Spinal tap inicie de nuevo una gira.

 

Memoria privilegiada: En los comienzos de la andadura de Microsoft, Bill Gates se dedicó a memorizar las matrículas de los coches de todos sus trabajadores con el propósito de controlar sus idas y venidas. “Cuando la compañía tuvo un tamaño considerable me vi obligado a dejar de hacerlo”, afirmó.

Ávido lector: El filántropo asegura que devora, por lo menos, cincuenta libros cada año. Y es que para Gates la lectura constituye una de las principales fuentes de conocimiento e inspiración. “Leer sigue siendo la mejor forma de, al mismo tiempo, aprender cosas nuevas y poner a prueba mi capacidad de comprensión”, ha apuntado.

Sus caprichos favoritos: Aunque voló en clase económica hasta 1997, ahora Bill posee su propio avión privado, bautizado como Big Splurge -equivalente a “gran derroche”-. Otro de sus grandes desembolsos fue la adquisición del Codex Leicester, una complicación de escrituras, textos y dibujos de Leonardo da Vinci. Se hizo con este códice en una subasta de Christie´s en Nueva York en 1994, pagando nada más y nada menos que 30,8 millones de dólares.

Solamente habla inglés: No saber hablar otros idiomas es el mayor arrepentimiento que tiene Bill Gates, aunque todavía está a tiempo de repararlo.

Herencia pequeña en comparación con su fortuna: El cofundador de Microsoft afirma que “solamente” dejará 10 millones como herencia para cada uno de sus hijos, pese a que su fortuna está estimada en más de 90.000 millones de dólares. ¿El motivo? En opinión de Bill Gates, “legar a tus descendientes cantidades ingentes y masivas de dinero no les hace ningún favor”.

Gran interés por la Inteligencia Artificial: Si el gigante tecnológico Microsoft hubiese sido un proyecto fallido, Gates cree que hubiera sido un investigador en el campo de la Inteligencia Artificial, una de sus principales preocupaciones en la actualidad junto a problemas a nivel mundial como el cambio climático, en cuya lucha ha invertido grandes cantidades de dinero. De hecho, uno de sus últimos actos filantrópicos ha sido la inversión de 14 millones de dólares en una startup que genera combustible a partir del azúcar.