Desarrollan una aplicación que traduce llanto del bebé

Llega un bebé a la familia y con él un nuevo amor, una enorme felicidad y algo de desconcierto, provocado sobre todo por el primer lenguaje: el llanto. Investigadores taiwaneses desarrollaron una aplicación que permite decodificarlo y que los padres sepan si se debe a que tiene hambre, sueño, dolor o necesita que le cambien el pañal.

La app Infant Cries Translator, que puede diferenciar esos cuatro tipos de llantos, fue desarrollada por un equipo dirigido por Chang Chuan-yu y el doctor Chen Si-da, del Hospital de Yunlin de la Universidad Nacional de Taiwán. 

Los especialistas recolectaron durante dos años unos 200.000 llantos de unos 100 recién nacidos que volcaron en una base de datos on line. El análisis de los gritos individuales les permitió encontrar las sutiles diferencias en la acústica.

¿Cómo funciona? Una vez descargada la aplicación, sólo hay que ingresar la fecha de nacimiento y la nacionalidad del bebé. Luego, pulsar el botón de grabación durante 10 segundos para registrar el llanto del bebé. Esa información se contrasta con la de la base de datos y cinco segundos después se obtiene el resultado diagnóstico que se observa en la pantalla del celular.

"El traductor puede diferenciar cuatro sonidos diferentes de llanto: el de hambre, pañal mojado, sueño o dolor. Hasta ahora, de acuerdo con la opinión de los usuarios, la exactitud de la aplicación alcanza el 92 por ciento para los bebés menores de dos semanas. En cuanto a los menores de uno o dos meses es de un 85% . Incluso para el bebé de cuatro meses, la precisión puede alcanzar el 77 %", explicó Chuan-yu.

La precisión de la aplicación baja a medida que el bebé crece, explicaron sus creadores, quienes apuntaron que no tiene mucho sentido usarla luego de los seis meses debido a que el chico se encuentra más condicionado por su entorno.

La base de datos online se actualiza constantemente. Los usuarios pueden determinar si los resultados son correctos o no y en base a ese feedback establecer una configuración personal para cada bebé.

"A los padres primerizos como nosotros esta aplicación nos ayudar a establecer sentencias simples y así saber cómo actuar ante el llanto del bebé", afirmó Guo Young-ming, quien a sus 41 años se convirtió en flamante papá.

"Cuando los bebés recién nacidos sienten hambre hacen el típico reflejo de succión. Sus bocas se escabullen sin control, se lamen los labios y giran sus cabezas para buscar la teta de su mamá en busca de leche. Esto nos permite entender con precisión que la causa de esta reacción es el hambre. Nuesta aplicación ayuda a padres sin conocimientos médicos a establecer diferencias y a saber por qué llora su bebé", consideró Chen.