La moda de comprar aire embotellado en Pekín

Dados los altos niveles de contaminación del aire en Pekín, se ha declarado la alerta roja este mes, periodo en el que la ciudad estuvo visiblemente envuelta en una nube de aire tóxico.

El portal BBC Mundo informa de la propuesta que supone una alternativa al consumo de este aire; comprar aire embotellado. Se trata de una iniciativa que incluye una serie de medidas para frenar la contaminación, como la paralización o limitación de la producción de las industrias más contaminantes o la implementación de restricciones al uso de vehículos.

Sin embargo, muchos de los ciudadanos de Pekín no están del todo satisfechos y recurren a métodos algo menos convencionales, como es el caso de Li Tianqin. Este pekinés decidió comprar aire fresco embotellado, procedente de las montañas rocosas de Canadá.

Lo que comenzó como una broma por parte de dos jóvenes canadienses, les ha brindado una excelente oportunidad de negocio. El hecho de que China viva su primera alerta roja, dentro de la escala de cuatro niveles establecida hace dos años, ha desembocado en que Troy Paquette y Moses Lam, saquen un beneficio económico de la venta de este tipo de botellas en Internet.

Los emprendedores comenzaron haciendo un experimento dada la cantidad de amigos que, tras sus viajes a Asia, les hablaban del gran nivel de contaminación. Por ello decidieron, en un primer intento, lanzar al mercado de eBay una bolsa Ziploc (cuya finalidad es conservar congelados) con todo el aire que pudieron capturar. Se vendió por 99 centavos, por lo que hubo un segundo intento que triunfó aun más; alguien compró la bolsa por 168 dólares. Es entonces cuando surge la idea de crear la empresa que ahora se conoce como Vitality Air.

Paquette, quien captura el aire descendiendo al Banff y al Lago Louise de Edmonton, Alberta, le comenta a VICE News  que la forma que tienen de capturar el aire es un secreto comercial. La creciente demanda de estas botellas de oxígeno canadiense ha hecho que se coloquen en el mercado al precio de 30 dólares.

Fuente: BBC Mundo