Joel Campbell salió de cambio en empate de un Arsenal que se aleja del liderato

El tico entró en el once estelar, sin embargo su desempeño no fue el mejor y sobre 62 minutos fue reemplazado.

Los primeros diez minutos en el Emirates pasaron inadvertidos, salvo por las ocurrentes intervenciones de Petr Cech, atento por alto y bajo palos para desbaratar las ocasiones en las que el Southampton de Koeman se acercaba a balón parado. Los visitantes comenzaban la primera parte bien plantados sobre el terreno de juego y con una estructura sólida. En el minuto once, un gran pase de Giroud al espacio desde el centro del campo conectó con el buen desmarque de un Özil especialmente activo en esta faceta de juego. El control del alemán en carrera fue exquisito, pero el disparo, rápido y imprevisible, acabó siendo un chiste para Forster, que repelía el esférico con la pierna.

A partir de esta llegada, el Arsenal de Wenger fue carburando y adueñándose de la posesión, por lo que se acercaron más al área rival, sin concretar jugadas de verdadero peligro. Solo Mesut Özil, de nuevo, a los veinte minutos de juego, y tras volver a ser asistido por una peinada de Giroud, volvía a sacar brillo a Forster con un plantillazo al balón muy cerca al área de meta y sin oposición. Sorprendentemente, el alemán había protagonizado las dos únicas claras ocasiones de su equipo solo con estar bien colocado en zonas de ataque. No quería entrar la pelotita y el mediapunta germano sobre el que recae el peso ofensivo del Arsenal se desesperaba con la imprecisión de sus compañeros. Alexis, Bellerín o Flamini no estuvieron finos en algunos controles y pases, y las efímeras llegadas del ‘Soton’ por mediación de Tadic, Oriol Riera (remates desde fuera del área) y de Mané, al que en clara posición de gol se le hizo demasiado larga la sombra de Paulista, no asustaban a Cech.

Ningún jugador veía el fútbol de forma nítida en el Emirates y Wenger negaba en el banquillo con la cabeza ante lo que era un partido a medio gas de sus chicos. La primera mitad finalizó con el Arsenal rondando la meta de Forster después de una buena pared de Campbell con Alexis, pero los ‘Gunners’ acabaron enredándose ellos solos y Lee Mason ponía punto y final al primer término de un choque que por el momento no estaba cumpliendo con las expectativas.

En la segunda parte, el Arsenal cumplió por fin, no paró de llegar con peligro al marco defendido por Forster, mientras que los hombres de Koeman no llegaron ni a inquietar a Petr Cech. Al Arsenal se le escapaban dos puntos cuando el Leicester y el City ganaban sus respectivos partidos, pero la imagen del Southampton en el Emirates de Londres quedó en entredicho. Solo Forster fue capaz de erigirse con vehemencia una y otra vez para hacer valer un empate que no era mal visto por Koeman, que observaba con cara rígida desde el área técnica.

La primera buena intervención del meta del Southampton llegó a los dos minutos, con una bella mano –adornada en exceso, quizá- como respuesta al balón con rosca de Giroud desde la frontal. Desde esa ocasión el Arsenal iniciaría su particular monólogo ofensivo con escasa respuesta por parte del ‘Soton’, que bien pudo aprovechar varios errores infantiles del Arsenal en la entrega en zonas peligrosas. Pocos minutos después, Özil se desmarcaba entre las espaldas de los zagueros para surtir un balón hacia atrás que no hallaba dispuesto a Campbell. Por insistencia, el Arsenal estaba mereciendo más premio que su rival, sin duda alguna.

En el 66’, una buena jugada de Özil en tres cuartos acaba cayendo por desgracia y error del Southampton atrás en los pies de Walcott, que libre de marca no fue capaz de batir a Forster por partida doble. Las llegadas del Arsenal por los costados con centros a la cabeza de Giroud se repitieron en varias ocasiones, pero los balones caídos en picado venían lo suficientemente alejados de Forster como para que este solventara sin demasiadas complicaciones. Superado y debilitado el Southampton, Ward-Prowse tuvo que sacar un balón bajo palos tras tiro de Alexis dentro del área en una nube de piernas.

Merecía el gol el conjunto londinense. La oportunidad errada a seis minutos del final reglamentario por Özil y Alexis después de una buena combinación entre ambos predestinaban el partido en el que regresaba Coquelin (en el minuto 84) al empate. Los seis minutos adicionales decretados por Lee Mason no hicieron sino prolongar la tensión de la parroquia local, que iba a ser testigo de un castigo que seguramente no merecieron.

Ficha técnica

Arsenal: Cech; Bellerín, Koscielny, Paulista, Monreal; Flamini (Coquelin 84’), Ramsey; Campbell (Walcott 62’), Özil, Alexis; Giroud.

Southampton: Forster; Soares, Van Dijk, Fonte, Bertrand; Wanyama, Oriol Romeu, Ward- Prowse (Juanmi 82’), Tadic (Pellè 68’); Sadio Mane (Targett 85’) y Shane Long.

Amonestaciones: Soares (60’), Coquelin (86’), Paulista (88’)