Willy, el caballero del técnico Manuel Pellegrini

-El Manchester City es campeón de Copa con Willy Caballero como héroe

Apenas una semana antes de convertirse en un héroe en Wembley, con tres paradas en la tanda de penaltis, el guardameta Willy Caballero abandonaba cabizbajo la zona mixta de Stamford Bridge después de encajar ante el Chelsea cinco goles en la eliminación de la FA Cup. 

Pese a las circunstancias, el portero argentino mostró una nobleza inusual para hacer autocrítica y agradecer, una vez más, la confianza depositada en él por Manuel Pellegrini, su entrenador en el Málaga y el gran valedor de su fichaje por el Manchester City. 

Anoche tuvo un motivo más para reafirmar su aprecio al chileno y, en correspondencia, le entregó la Capital One, un regalo que podría suponer el broche final a su legado como citizen.Caballero es el portero elegido por Pellegrini para las competiciones coperas, mientras que Joe Hart es el titular indiscutible en la liga regular. Más de un comentarista cuestionaba ayer que el ex malaguista jugara de inicio tras su pobre actuación ante el Chelsea.

Pero el cancerbero se redimió con maestría ayer. Tanta tensión acumulada durante la semana no pudo contener las lágrimas al final del partido.Wembley sirvió de plataforma ideal para que Pellegrini levantara un título que pudiera salvar su honor en su recta final en el club inglés, todo gracias a su particular Caballero.

"Prefiero perder un título que traicionarme a mí mismo. Mi palabra es más importante que ganar", le dijo Pellegrini a Caballero al oído durante las celebraciones sobre el césped según confesó el guardameta en zona mixta. El chileno repicó el mismo mensaje en rueda de prensa, expresando con orgullo su coherencia.

El anuncio de la llegada de Josep Guardiola la próxima campaña entrañaba un riesgo evidente para el chileno, visto ahora como un entrenador que está de salida precisamente en el momento que el equipo se jugaba el todo o nada en cuestión de títulos. Pero en las entrañas del club aseguran que fue el propio Pellegrini quien pidió que se hiciera público el fichaje del técnico español antes de lo previsto. Fue también una hábil manera de colocarse en el mercado porque, aseguran, su prioridad es seguir entrenando al más alto nivel, bien sea en la Premier o en la Serie A.

En ese contexto, el cásting de Wembley le salió a pedir de boca. No fue un partido brillante y la suerte acabó dictada por la ronda de penaltis después de los goles de Fernandinho y PhilippeCoutinho. Pero el Ingeniero se llevó finalmente el codiciado trofeo. Paradójicamente, en el mismo escenario donde ganó su primer título en suelo europeo. Ironías del destino, Jürgen Klopp se quedó a las orillas de otro triunfo en Wembley como en aquella final de Champions con el Borussia Dortmund contra el Bayern de Múnich.

Fuente: Diario El Mundo España