Bale con futuro complicado e incierto en Madrid

El galés Gareth Bale la está pasando mal en el Real Madrid. El delantero no ha estado a la altura esta temporada y se ha señalado como uno de los jugadores prescindibles de cara al proyecto de la próximas temporadas que trata de construir Zinedine Zidane.

De hecho, según Marca, el club blanco ya ha tomado la decisión de que debe marcharse pero apunta a que el club merengue no ha recibido ni una oferta formal por el delantero galés en los últimos 12 meses que hayan permitido su marcha y en las oficinas del Santiago Bernabéu cree que sólo el Manchester United podría estar dispuesto a mantenerle su salario y pagar un jugoso traspaso.

Esta situación ha provocado que la directiva del Real Madrid ahora esté abierta a que Bale se marche como cedido y al menos libere una parte de la masa salarial de la plantilla, ya que tiene contrato hasta 2022 y percibe 17 millones de euros por temporada.

El ex del Tottenham está protagonizando una temporada más que gris justo en el momento en el que se le señalaba para tomar galones y erigirse en el líder del equipo tras la marcha de Cristiano Ronaldo. Sin embargo, no ha cumplido las expectativas ya le dedicó una pitada durante el partido contra el Athletic Club del pasado domingo.

De hecho, Zidane lo había dejado en el banquillo de inicio en el duelo frente a los vascos y Lucas Vázquez fue el titular pero el preparador galo decidió sacarlo en el minuto 70 y la grada blanca le dio la bienvenida cuando entró al campo con pitos y abucheos, como fiel reflejo de que ya han perdido la paciencia con él y su trayectoria en el Real Madrid, marcada por las lesiones y la irregularidad e incluso eclipsan su papel decisivo en las finales de la Champions League de 2014 y 2018.

Fuente: Marca – Goal.com