Los contrastes de estilos de juego en las semifinales de Champions

En las semifinales de la Champions League se estarán reflejando estilos de juego diferentes, por un lado el fútbol total que esta desplegando el Ajax y que el Barcelona que en las últimas temporadas ha variado un poco su estilo, pero mantienen la esencia. Por otro lado, esta el Tottenham que sede la iniciativa y sale ha velocidad y el Liverpool único club de Europa con ritmo de juego al máximo durante todo el partido.

Ajax dejó en el camino con una plantilla llena de jóvenes que disfrutan y saben desplegar el estilo de juego que tantas alegrías les dieron en el pasado y del que Johan Cruyff se sentía orgulloso. Eliminaron al tricampeón de la Champions, en el Santiago Bernabéu dando una clase de fútbol que volvió a enamorar a los aficionados del mundo y el pasado martes dejaron atrás a la Juventus.

Los de Amsterdam saldrán como favoritos en su eliminatoria, el fútbol desplegado por los de Ten Hag y el como lograron arrodillar a los madridistas y a la Vecchia Signora no deja en dudas que podrían repetir con los de Pochettino. Los Spurs intentaran un juego parecido al que le hicieron al City, dejaran que controlen el balón e intentar salir a velocidad con Eriksen como comandante, Dele Alli y Son, y cuando se pueda sostener el esférico para dar descanso al equipo.

Del otro lado de la llave estarán el Barcelona que desde que Cruyff asumiera la dirección técnica, implemento el estilo de juego espacio-tiempo y que con Guardiola se llegó a perfeccionar. No obstante, en las última temporada con Luis Enrique se empezó a modificar el estilo de juego y Ernesto Valverde continúo, pero se espera que con la llegada la próxima temporada de Frankie De Jong, se empiece a regresar al estilo que han practicado durante más de una década.

Los de Klopp que llevan un par de temporadas enamorando por su ritmo de juego, intensidad y la velocidad en el tridente Salah, Mané y Firmino. Los de Anfield no tiene temor alguno, saben explotar muy bien las bandas con sus laterales y en el centro del campo Firmino no esun nuevo nominal y pase en constante movimiento para abrier espacios que aprovechan Salah o Mané. El Barcelona que en ocasiones depende mucho de lo que pueda hacer Messi, aunque no tiene problema en hacerse con el control del balón y de igual forma, cederle la iniciativa al rival para resguardarse y salir a velocidad con Messi, Suárez, Coutinho o Rakitic.

Cruyff estaría contento con los emparejamientos, aunque le hubiese gustado ver al City de Guardiola que de igual forma va enamorando de poco a poco a los aficionados.