Zidane indignado: "Es una vergüenza que hablen de robo, hay que parar esto"

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, no ha ocultado su enfado por los comentarios que se han realizado tras el polémico penalti de Benatia a Lucas Vázquez y que permitió a su equipo clasificarse para semifinales de la Champions. "Penalti hay penalti, entonces no sé de qué hablamos. Estoy indignado con lo que la gente considera que ha sido un robo".

"Cada uno puede opinar si hay penalti o no, no voy a discutir, pero estoy indignado cuando la gente habla de robo. Lo que estamos haciendo molesta a mucha gente y esto no lo podemos cambiar. Yo voy a defender a los míos, que han hecho un partido enorme y sin duda merecíamos pasar", opinó.

"Veo normal que se pueda opinar pero decir que es un robo y no solo aquí, ver también la prensa extranjera es para pensar. Lo hicimos muy bien y al final estamos en semifinal. No voy a contestar a jugadores, pero no me podéis hablar de robo", añadió rotundo.

"Un poco de envidia"

Admitió Zidane el sentimiento de envidia que genera el éxito del Real Madrid. "Hay antimadridistas y nadie los va a cambiar, nosotros tenemos que seguir con lo que estamos haciendo. La historia de este club nadie la va a cambiar. Es el mejor club del mundo y cuando eres el mejor, creas un poco de envidia".

El francés defendió que más allá de la jugada polémica, el Real Madrid es justo semifinalista. "Puedes hablar del penalti pero todo lo que hicimos hasta ese momento en el partido, después de que la Juve se pusiese 0-3 y en la dinámica de poder pasar, nos llevó a conseguir marcar y estar en semifinales. Merecíamos la clasificación".

La reacción de Buffon contra el colegiado y las duras declaraciones posteriores, fue "un calentón" que dijo Zidane "ha tardado un poco" en pasarse. El susto que se llevó el madridismo no ha dejado dudas al técnico francés. "A mi también me sorprendió que se pusieran 0.3 pero no me dejó dudas, para nada. Pensaba que no podía pasar y al final pasa, es lo bonito del fútbol, a veces es para ti y a veces en contra. Ellos hicieron un gran partido y el nuestro no fue malo, pero cuando no la metes te entra ansiedad y el final fue como me gusta, para las emociones son muy buenas", manifestó.

Preguntado sobre el rival en semifinales de Champions League, el Bayern Munich, el entrenador francés no cree que su equipo sea favorito y ve al conjunto alemán mejor que el año anterior. "Son mejores que el año pasado, lo están demostrando cada día. Son muy sólidos, es un equipo que no recibe muchos goles, que tiene un juego muy bueno, está en buena dinámica de resultados y es un gran club. El Bayern siempre está ahí en las grandes citas. No me gusta hablar de revanchas, no pienso en el pasado solo en el presente y el futuro", dijo en rueda de prensa.

Para Zidane es una semifinal repleta de igualdad. "No tenemos ninguna ventaja de nada. Estamos en la semifinal y vamos a jugar contra un equipo muy bueno. Si hay alguna es jugar la ida allí y la vuelta en nuestra casa, pero está al cincuenta por ciento", señaló.