El Shakhtar Donetsk cortó el paso perfecto del Manchester City y clasificó a octavos de final

El CITY TENÍA 28 PARTIDOS INVICTO
AMBOS EQUIPOS CLASIFICARON A OCTAVOS DE FINAL

No lo tenía fácil el Shakhtar para alcanzar los octavos de final de la Champions, pero contra viento y marea los ucranianos lograron clasificarse, con victoria ante todo un City en el último y definitivo encuentro.

Nada se jugaba el City en Járkov, donde ahora juega el Shakhtar, por el conflicto ucraniano. Se notó desde el primer minuto. Guardiola presentó una alineación atípica, plagada de poco habitules y mucho chaval.

Fue titular por primera vez la joven perla 'citizen' Phil Foden. Fue titular Adarabioyo. Pero eso no era excusa. Aunque Agüero, Sterling o De Bruyne fueran suplentes o directamente ni fueran convocados, el City tenía equipo de sobra para vencer en Ucrania.

Pero no fue así. Desde el primer minuto el Shakhtar puso en apuros a los pupilos de Guardiola, y se vio sobre el césped a un City sin chispa.

No tenía ni ritmo ni ganas de tenerlo. Y el Shakhtar poco a poco fue imponiendo su juego. Bernard transformó esa superioridad táctica en goles antes del minuto 30.

En el 26', el brasileño marcó un golazo desde dentro del área, colocándolo pegado al travesaño, inalcanzable para un Ederson que no tuvo hoy su día.

Porque el arquero brasileño del City regaló el segundo a los 'mineros' al poco. Salió a cortar un balón largo y tuvo miedo de hacer falta al cruzarse con su rival. Ismaily, más avispado, tocó lo justo el balón y dejó con el molde a Ederson, para marcar a puerta vacía el 2-0.

Ese tanto tampoco revivió al City, que dejó pasar los minutos, consciente de la faena que le estaba haciendo a un Nápoles que, sin embargo, tampoco era capaz de cumplir con su parte del trato.

El tanto que maquillase el resultado llegó casi al final. Fue el 'Kun' Agüero, de penalti, quien recortó distancias y dejó el marcador en un engañoso 2-1 que invita a pensar que el City estuvo cerca del empate, pero que miente vilmente respecto a lo visto sobre el césped.

Una derrota que no duele al City, pues pasa igualmente como primero de grupo, y que permite al Shakhtar asegurar la segunda plaza y embolsarse un dinero inesperado. Y el derecho de haber sido el primer equipo de toda la temporada que vence al Manchester City.