Un hombre en la ciudad de York, en el noreste de Inglaterra, que fue absuelto de una acusación de violación, ha recibido la orden judicial de notificarle a la policía con 24 horas de anticipación que planea tener relaciones sexuales.

El sujeto, cuyo nombre no puede ser revelado por motivos legales, fue exculpado en 2015 durante un nuevo juicio tras haber alegado que la supuesta víctima había dado su consentimiento de mantener relaciones íntimas con él.

Una orden de riesgo sexual provisional, inicialmente impuesta en diciembre, ha sido extendida por cuatro meses por jueces de York.

La medida exige que el hombre revele a la policía cualquier actividad sexual planificada. De no hacerlo corre el riesgo de enfrentar hasta cinco años de cárcel.

La orden señala: "Debe revelar los detalles de cualquier mujer incluyendo su nombre, dirección y fecha de nacimiento".

"Debes hacerlo con al menos 24 horas de anticipación a la realización de alguna actividad sexual".

Además establece restricciones en el uso que puede hacer de internet, teléfonos celulares y exige que informe a la policía acerca de cualquier cambio de residencia.

En una audiencia judicial en mayo se decidirá si esta orden provisional se convertirá en una decisión permanente, que se aplicaría por un periodo mínimo de dos años pero que podría extenderse indefinidamente.

Las órdenes de riesgo sexual fueron instituidas en Inglaterra y Gales en marzo de 2015 y son medidas de carácter civil impuestas por jueces a solicitud de la policía.

Pueden ser aplicadas a cualquier individuo que, según la policía, represente un riesgo de delito sexual, incluso si nunca ha sido condenado por un crimen.

Fuente: BBC Mundo