La Ultra y La 12 estarían detrás del zafarrancho del domingo en San Ramón

Resultado de imagen para pleito de barras santaana

Lo sucedido el domingo anterior en el Estadio Guillermo Vargas Roldán entre la barra de Santa Ana y aficionados de San Ramón que se enfrascaron en un fuerte enfrentamiento en las gradas, no es una novedad en la Liga de Ascenso, según el presidente de dicha liga, Sergio Hidalgo.

La barra del Municipal Santa Ana, denominada como la Banda del Oeste, ya había tenido un incidente, cuando se enfrentó a la barra La 12 de la Liga, el pasado 12 de julio de 2017 en un amistoso disputado en el Estadio de Piedades de Santa Ana.

Higaldo, manifestó que ya vienen analizando el tema con anterioridad. “Este tema lo venimos trabajando desde el año pasado, pues otro equipo también tiene una barra organizada. Es de Palmares", explicó.

"Ya hemos trabajado y hablamos con los clubes para erradicarlas. Va a ser un poco más sencillo para no dejarlos entrar a los estadios porque es menos gente. Pero nos toma por sorpresa, nunca creí que iba a pasar esto”.

Además el presidente de la segunda división enfatizó en que las barras grandes del fútbol costarricense tuvieron algo que ver en lo acontecido el domingo. “Creemos que vienen de la 12 y de la Ultra. Creo que son muchachos a quienes expulsan de estas barras, no les permiten ingresar a estos grupos, entonces como viven en Santa Ana o Palmares llaman a su gente, pero los tenemos muy bien ubicados”, agregó.

Sergio también explicó que si contaban con seguridad en el partido de la riña. “El reglamento habla de que deben haber de 8 a 10 personas de seguridad por cada encuentro. Es un promedio de un oficial por cada 100 personas y ayer (el domingo) había 10 personas, pero lo que sucede es que se salió de las manos. Hay temas como el tipo que entra con una bandera (con todo y palo) que eso no se debe permitir. Por eso a los clubes se les va a llamar la atención para que las revisiones sean más estrictas”. 

Declaraciones a Diario Extra.