Columna Mano a Mano de Juan Luis Hernández Fuertes

''SOLO LE QUEDA EL DISCURSO''

“Lo de Vinicius fue un penal de libro” (Santiago Solari)

El equipo “merengue” bate récords. De las peores taquillas de los últimos años, ocupa además una clasificación lejos de la “Champions League” y, lo que es peor, un fútbol sin criterio, con errático sistema, carente de recursos y el alma ausente. 

Zinedine Zidane fue muy inteligente. Intuyó que lo que venía era “peliagudo” y se fue. Entonces, “el Presi” hizo de su capa un sayo. La coartada de Lopetegui, fue una puñalada de época. Errada en forma y tiempo. Y Julen, su cómplice, cayó en la trampa. Sucedió que “lo que mal empieza, mal termina”. No era el técnico vasco el idóneo para un vestuario que desborda egos.

Se buscó la solución en el mercado europeo, pero actualmente “el Míster” de prestigio se mide mucho. Y además averigua… En el “bailoteo” de candidatos, también los jugadores alzaron la voz, restringiendo el mercado. Se sabe que “lo más difícil del futbol es el vestuario”, que dijo Javier Clemente y ratifican todos. 

Solari, con 80 partidos de técnico en las huestes del filial madridista, no se creyó que su llegada era “provisional” y pensó que podía aspirar a más… Pero ese banquillo le viene grande. A él y a muchos. Sus ocurrencias e intentar que “los cracks” se conviertan en “gladiadores” es la antítesis del club de Chamartín.

Actualmente “el ché” tiene al equipo más lejos de la punta que Lopetegui. ¿Qué se puede esperar? El hipócrita “voto de confianza” ni siquiera se ha insinuado. El pulso de Solari con el vestuario estaba perdido desde el inicio. Él (Solari), no tiene “el pedigrí” de muchos de sus pupilos y en esa batalla sutil languidece.

“Ni el minuto de silencio”, en la final del Mundial de Clubes a Isco fue su INRI. Lo graficó perfectamente Sergio Ramos, cuando tras marcar el gol se fue a levantar en volandas al compañero. Y si a la actual oncena le falta alma, ambición y rendimiento; también echa en falta la técnica de Isco -de los mejores en ese campo-. Quizás no corra como Lucas Vázquez, o sea tan táctico como Modric (cuando está bien), pero Isco es de “los que rompen el libreto”.

Tras corroborar que en el cuaderno de notas de Solari no está Isco, ya se sabe… 

A Solari ya solo le queda el discurso… Sus horas están contadas,

Para: Everardoherrera.com

Facebook: .- “Mano a Mano”