Disciplinario castiga a cuatro futbolistas

Los jugadores Leonardo González y Jairo Arrieta del Herediano, Jeykel Medina del Saprissa y Michael Barquero del Santos de Guápiles, recibieron diferentes suspensiones después de la fecha 5 de la cuadrangular final del torneo de Clausura 2018.

En el caso de González, el Tribunal Disciplinario de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL) lo sancionó con dos partidos de suspensión y 125 mil colones por recibir una tarjeta roja directa al propiciar un golpe con fuerza excesiva a un adversario en el pecho sin estar en disputa el balón. La sanción se basó en el artículo 35 inciso 3 del Reglamento del Fútbol de la Primera División.

El florense Jairo Arrieta fue suspendido un partido y multado con 75 mil colones por acumular la quinta amarilla en el campeonato, según el artículo 33. Esa misma sanción y por la misma falta la recibió el saprissista Jeykel Medina. 

Por su parte, el jugador del Santos Michael Barquero fue suspendido con dos partidos y multado con 125.000 colones por propiciar una patada con fuerza excesiva a un adversario sin estar disputa el balón; esta sanción se aplica de acuerdo con el artículo 35 inciso 3.

Además, el equipo morado fue multado con 300 mil colones por incurrir en dos faltas. La primera fue por acumular cinco medidas disciplinarias (tarjetas rojas o amarillas) en el partido por parte del cuarteto arbitral; esa multa es de 200 mil colones de acuerdo con el artículo 39 por ser reincidente. 

La segunda multa es por 100.000 colones por un reporte del comisario de partido que constató lanzamientos de pizzas y vasos vacíos (objetos no peligrosos) después de la expulsión de Leonardo González. Esta acción se tipifica con el artículo 62 del Reglamento Disciplinario de Fútbol de la Primera División.

Para finalizar, el equipo guapileño fue multado con 200 mil colones, según el artículo 39, por recibir seis medidas disciplinaras, de manera reincidente, en un mismo partido por parte del cuarteto arbitral.