La España que se afinará ante Costa Rica

El seleccionador nacional, Julen Lopetegui, rumia estos días el nulo interés que ha despertado el partido de mañana contra Costa Rica en Málaga. Encima, en el rival no está, porque está lesionado, Keylor Navas, foco de interés cuando se anunció el partido. El de mañana, en todo caso, es una de las últimas pruebas antes del Mundial. Después, quedará Rusia (el martes), Alemania y seguramente Holanda (en marzo) y ya los dos partidos que se juegen en plena concentración previa al torneo. En total, seis partidos para elegir con qué argumentos comenzará España el Campeonato del Mundo.

AQUÍ, LOS FIJOS

Por supuesto, hay cosas que el entrenador tiene muy claras. Para empezar, la portería. David de Gea no tiene rival -ni Reina ni Kepa, probablemente los otros dos guardametas, son opciones de titularidad cuando empiece la competición. Los dos centrales también son previsibles (Ramos y Piqué) e incluso el lateral izquierdo, Jordi Alba, parece fijo. Busquets, cómo no, junto a David Silva e Isco suman un total de siete futbolistas, cantidad más que suficiente para poder hablar de un armazón sobre el que ir poniendo unas piezas u otras. A la hora de analizar lo que falta, no conviene olvidar que Lopetegui es un técnico sin miedo a los cambios de un día para otro. Lo ha demostrado variando los sistemas e incluso jugando sin delantero centro el día que que se jugaba la clasificación contra Italia. Es decir, que puede que los otros cuatro puestos no tengan un dueño claro.

UNO O DOS LATERALES

Dani Carvajal era inamovible hasta la lesión. Jugó todos los partidos -sólo se perdió un amistoso contra Colombia en Murcia- y sólo se quedó en el banquillo en el último de la serie de septiembre, en Liechtenstein, pero eso fue después de haber certificado prácticamente el billete al Mundial con la victoria sobre Italia en el Santiago Bernabéu. Sin embargo, la lesión descubierta el pasado 30 de septiembre -una pericarditis que todavía le tiene de baja, aunque parece que va a poder reaparecer con el Real Madrid en el próximo derbi, el día 18-, ha coincidido con la explosión de Álvaro Odriozola. El lateral de la Real Sociedad impresionó en el encuentro disputado en Alicante frente a Albania. Su punta de velocidad, su despliegue físico -en el minuto 90 la penúltima jugada del encuentro fue un centro suyo en la línea de fondo- y su buen pie para los centros hacen que la duda entre Dani (25 años) y Álvaro (21) sea, al menos, razonable.

LOS COMPAÑEROS DE SERGIO BUSQUETS

En ese mismo partido, el de Alicante contra Albania, el despliegue de Saúl haciendo de Busquets llevó a pensar en la opción de reeditar aquella mítica pareja Xabi-Busquets, ahora con el centrocampista del Atlético. Y hubo quien pensó eso porque el mediocentro del Barcelona todavía no ha encontrado un sustituto fijo. Julen ha apostado casi siempre por un 4-3-3. El compañero favorito ha sido Koke -ha participado en todos los partidos de clasificación, casi siempre como titular, menos en Liechtenstein y en el último, en Israel. Más intermitente ha sido la presencia de Thiago, llamado a ser una de las figuras en la nueva época y que no ha sido capaz de tener la continuidad a lo que ese objetivo obliga. Hasta la explosión de Isco, ya incontestable en la selección española, no ha habido un futbolista que se haya hecho dueño del centro del campo del equipo que aspira a volver a ser campeón.

¿QUIÉN QUIERE EL NUEVE?

En su momento, pareció claro que el dueño de ese número, de ese lugar en el campo, era Diego Costa. Siempre que estuvo disponible, fue titular en la etapa bajo el mando de Lopetegui. Marcó cinco goles en cinco presencias y parecía definitivamente asentado en un lugar para el que lo eligió Vicente del Bosque y en el que no había podido ser feliz hasta que llegó Lopetegui. Ahora mismo, sin embargo, el dueño parece Álvaro Morata, protagonista de un inicio de temporada maravilloso en el Chelsea (8 goles en 15 partidos) de Antonio Conte. Ningún gran delantero de la historia tenía sus números con el equipo nacional a su edad (12 goles en 22 partidos, una media de 0,54 por duelo) y con la ausencia, mínimo hasta marzo, de Costa, parece titular indiscutible. Pero también existe la variante de jugar sin delantero centro, como contra Italia, o de observar la evolución de otras opciones como Iago Aspas o, más recientemente, Rodrigo Moreno, el jugador del Valencia. Estos últimos, lógico, con muchas menos opciones.

Fuente: El Mundo