Oscar Duarte está listo para jugar con la Selección pese a no actuar aún con el Espanyol

Desde el 4 de octubre pasado, el defensor Oscar Duarte está de alta médica y no ha jugado con su equipo Espanyol porque los dos centrales titulares lo han hecho bien, pero está en forma para jugar, razón que llevó a Oscar Ramírez para convocarlo en la gira europea, primero contra España y después en Hungría.

En España, el diario As ha evaluado el tema y dice que las paradojas del destino han propiciado que el único internacional absoluto con que cuenta actualmente el Espanyol sea el único futbolista que todavía no ha jugado ni un minuto esta temporada. Se trata de Óscar Duarte, que acude a la llamada de Costa Rica.

 

La razón es sencilla. El central recibió el pasado 4 de octubre el alta médica, tras casi siete meses de baja por la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda que se produjo, el 18 de marzo, durante el Eibar-Espanyol. Desde entonces, e incluso unas semanas antes, se entrena con el grupo, pero si todavía no ha entrado en una convocatoria es porque, además de no encontrarse al mismo ritmo que el resto de jugadores (obviamente, no pudo hacer una pretemporada en condiciones), hasta ahora Quique Sánchez Flores no ha tenido ningún dilema de centrales, con la pareja David López-Mario Hermoso funcionando a la perfección, si bien deberá recomponerla en la próxima jornada por la expulsión del madrileño ante el Alavés, el pasado sábado.

 

El seleccionador de Costa Rica, Óscar Ramírez, constató este mismo motivo cuando anunció su retorno al combinado: “En el club no ha tenido oportunidad desde su recuperación porque se encontró con gente que está más estable en su puesto, pero yo quiero tenerlo para probarlo y ver cómo está”, convino. Y así es como, ocho meses después de su último partido, Duarte tiene más posibilidades de regresar a los terrenos de juego con su selección antes que con el Espanyol.

 

Pero eso no es todo, ya que su retorno podría estar cargado de un morbo añadido, ya que el primero de los dos amistosos que afrontará el combinado ‘tico’ en esta convocatoria se juega el sábado, en La Rosaleda, ante la Selección española . Así que, en función de las necesidades, Ramírez le podría dar minutos a Duarte precisamente contra la Roja. El martes siguiente, viajará a Budapest para enfrentarse a Hungría.

 

El retorno puede ser providencial para el central, que no juega con su selección desde septiembre de 2016, ya que una sinovitis en el tobillo derecho le apartó de las convocatorias de octubre y noviembre.

Si todo sucede según lo previsto, Duarte vuelve más que a tiempo para participar con Costa Rica en el Mundial de 2018. Podría ser el único mundialista del Espanyol.